Facebook CNT Pto.Real

miércoles, 28 de junio de 2017

CONTRA TODA FORMA DE ESTADO - TANTO ACONFESIONAL COMO LAICO


Contra toda forma de Estado, tanto aconfesional como laico

La historia de las religiones ha estado siempre vinculada a la sumisión del ser humano a la idea de un ente superior. En las primeras sociedades humanas, apoyándose en la ignorancia de estas primeras comunidades se erigieron unas figuras que estimularon sus miedos hacia lo desconocido, y que en base a un supuesto conocimiento dirigieron la vida del resto de la población. Por tanto podemos establecer una clara y directa vinculación entre el principio de autoridad (esto es, la falsa creencia que dice ser necesaria la existencia de jerarquías y figuras que dirijan al resto de las personas en base a su superioridad física o intelectual) y la religión. Este es el origen de la alienación política-religiosa que junto a la alienación cultural y económica resultan las principales ramas del actual régimen de explotación. -- En el devenir histórico de las sociedades humanas las clases sociales que ostentaban el poder siempre han utilizado la Religión para fortalecer su imagen aportando así grandes cotas de poder político y económico a las distintas religiones existentes.

 Podemos citar algunos ejemplos, como el caso del Imperio Romano donde se rendía culto religioso al Emperador, pasando por las monarquías europeas autoritarias que vincularon el poder real a la providencia divina o las distintas guerras de religión europeas de los siglos XVI y XVII que ocultaban intereses económicos de los Estados y de la naciente burguesía mercantil.

 La Iglesia Católica en particular representa una de las religiones más despiadadas de la historia. No desarrollaremos todos los hechos históricos que le otorgan esta negra reputación, debido a la falta de espacio y por ser ya de sobra conocidos (la Inquisición y su despiadada represión, la persecución de todo conocimiento científico que desmintiera las supersticiones de la Biblia…)

 El caso de España es un caso muy especial puesto que la Iglesia Católica siempre ha manejado altos niveles de poder político e influencia en la sociedad española. Mediante la Compañía de Jesús (los Jesuitas) la Iglesia Católica se perpetró de grandes centros de adoctrinamiento donde envenenar a la infancia y así asegurarse de que las futuras generaciones aceptarían sin rechistar el dogma católico.

 Hoy aún los centros educativos religiosos vinculados a la Iglesia Católica reprimen y manipulan a decenas de miles de jóvenes estudiantes. Hemos de hacer mención al obstáculo que el Movimiento Obrero encontró siempre en la Iglesia a la hora de propagar entre la Clase Trabajadora las nuevas ideas del Socialismo, en pro de la justicia social. La Iglesia, siempre de la mano de las clases dirigentes, resultó ser una fuente de propaganda para la burguesía, que mediante el adoctrinamiento moral se servía de la falta de formación de las clases bajas para inculcarles sus mentiras. Esta alianza entre burguesía e Iglesia, quedó patente en muchas ocasiones en España, tal y como demostró el asesinato del pedagogo anarquista Ferrer i Guardia donde la Iglesia presionó a las autoridades para que se sentenciase a muerte al maestro o el descarado apoyo al régimen fascista de General Franco.

 Hoy en día, la Iglesia Católica representa un colosal imperio económico, que sigue ejerciendo una nefasta influencia sobre millones de personas en todo el mundo. Muchos escándalos rodean actualmente a la Iglesia Católica, tales como los abusos sexuales contra niños por parte de miembros eclesiásticos, episodios de corrupción vinculados al Banco Vaticano…

 En la actualidad, la Iglesia Católica desempeña en España un importante papel en la vida política y ejerce una fuerte influencia en las decisiones que desde el poder político se toman. Por no decir las privilegios fiscales con lo que cuenta esta Institución.

 Ahora bien, nuestra lucha contra la alienación religiosa, ha de ir directamente vinculada al rechazo de toda autoridad que pretenda imponerse en nuestras vidas. Por eso rechazamos de pleno la idea de un “Estado laico”. El Estado mediante el uso de la violencia directa o indirecta, protege los intereses de la Clase Dirigente y mantiene sus privilegios. Así se dota de todo un aparato judicial y burocrático destinado al control de los individuos, legisla siempre a favor de mantener el orden establecido y otorga más beneficios económicos a la Clase Empresaria mediante la explotación de la Clase Trabajadora.

 Hemos demostrado anteriormente como históricamente el Estado se ha apoyado en la Religión para legitimarse pero eso no hace imposible la existencia de un Estado “laico” igual de tiránico que un Estado teocrático o un Estado aconfesional. La esencia del Estado será siempre el control de la población mediante diversos métodos, sutiles como la educación y/o si se diera la necesidad, mediante la represión y las guerras. ¿No ha habido ya Estados donde el poder religioso ha sido muy limitado? ¿Acaso no siguen siendo lugares con desigualdad social y explotación donde hay todavía prejuicios y tabúes mediante los cuales condicionar las vidas de las personas?

 La lucha por una sociedad atea, libre de todo dogma religioso que anteponga a un Ser Supremo al ser humano ha de ir directamente vinculada a la superación del actual sistema capitalista, donde las personas quedan relegadas a mercancía a la que se puede explotar, y la desigualdad social y la explotación del ser humano por el ser humano rigen nuestras vidas. Solo mediante la sustitución de ideas como la caridad cristiana (destinada a parchear las desigualdades sociales), por la solidaridad y el apoyo mutuo entre las personas se asegurará una auténtica sociedad de hombres y mujeres libres. Forjar una nueva sociedad, sin líderes ni autoridad, donde las decisiones emanen de la base y se fomenten el conocimiento y las artes, garantizará el fin de todo tipo de dominación, ya sea religiosa, política o económica.

 ¡HAREMOS ESTALLAR SUS RELIGIONES!

 ¡CONTRA TODOS LOS ESTADOS!

 ¡CONTRA TODA AUTORIDAD!

 ¡POR LA ANARQUÍA!

 

GRUPO BANDERA NEGRA, ADHERIDO A LA FEDERACIÓN IBÉRICA DE JUVENTUDES  ANARQUISTAS (F.I.J.A)


 

MATILDE SABATE GRISO - FUSILADA EN LA TAPIA DEL CEMENTERIO DE GIRONA


Matilde Sabaté Grisó     fusilada en la tapia del cementerio de Girona
El 28 de junio de 1940 se fusilada en Girona (Gironès, Cataluña) la maestra y militante anarcosindicalista Matilde Sabaté Grisó-el segundo apellido citado también como Gusó. Había nacido hacia 1904 en Reus (Tarragona, Cataluña). Sus padres se llamaban Marcos Sabaté y Madrona Grisó. En Reus trabajó de modista. En los años veinte su hermano Pedro, ferroviario como su padre, fue destinado en Sils (Selva, Cataluña), población donde también ella se instaló. Cuando estalló la Revolución, junto con Lola, compañera del carnicero Cruz del Horno de la Cal de Sils, se hizo miliciana y se afilió a la Confederación Nacional del Trabajo (CNT). Con su amante, José Soto Cortés, obrero de la brigada del ferrocarril afiliado a la Unión General de Trabajadores (UGT) y presidente del Comité Revolucionario de Sils, participó en requisas y en la búsqueda de personas buscadas para este comité, sobre todo religiosas.
 Fue acusada, con Soto y cuatro milicianos, de haber ejecutado Concepción Viñolas Vilanova, hermana del rector de la Esparra (Riudaneres, Selva, Cataluña). Más tarde el Consejo de la Escuela Nueva Unificada (CENU) de la Generalidad de Cataluña la llamó maestra de párvulos de Sils, aunque no tenía el título de magisterio ni el de bachiller. Con el triunfo franquista desobedeció el consejo de Soto de huir y permaneció en Cataluña. Detenida, fue encarcelada el 27 de febrero de 1939 en Girona, donde curiosamente compartió celda con la esposa de Soto. Juzgada en consejo de guerra el 21 de febrero de 1940, junto con Josep Garriga Dalmau, fue acusada del delito de «adhesión a la rebelión», de ser miliciana armada, secretaria del Comité Revolucionario de Sils, saqueadora, destructora de imágenes religiosas y de haber participado en varios asesinatos, hechos por los que fue condenada a muerte. Matilde Sabaté Grisó fue fusilada, junto con nueve condenados, el 28 de junio de 1940 a ras de las tapias del cementerio de Girona (Gironès, Cataluña) y su cuerpo lanzado en una fosa común.

martes, 27 de junio de 2017

BARTOLOME LORDA URBANO - AJECUTADO A GARROTE VIL EN SEVILLA


Bartolomé Lorda Urbano   ejecutado a garrote vil en Sevilla

El 24 de junio de 1940 es ejecutado en Sevilla (Andalucía) el anarquista y anarcosindicalista Bartolomé Lorda Urbano. Había nacido hacia 1900 en Algámitas (Sevilla, Andalucía). Criado en la localidad sevillana de Morón de la Frontera, a principios de los años veinte ya militaba en la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), especializándose, gracias a su cultura nada despreciable, en tareas propagandísticas en Sevilla, con Pedro Vallina Martínez y Paulino Díez Martín. El 27 de julio de 1921 fue detenido en Sevilla con Juan Sánchez Lobato y Antonio Benítez Jiménez acusados ​​de «sindicalistas peligrosos». Durante los años de la dictadura de Primo de Rivera se exilió en Argentina y militó activamente en Buenos Aires y Mercedes. Detenido a raíz del golpe militar del 6 de septiembre de 1930 de José Félix Uriburu, fue encerrado en la prisión de Villa Devoto (Buenos Aires), con otros destacados anarquistas, como Jacobo Maguid (Jacinto Cimazo), Enrique G. Balbuena, José Perano, Jesús villanas, Victorino Rodríguez, José Grunfeld, Antonio Rizzo y Pedro Martínez, entre otros. Finalmente en 1931 fue deportado a la Península y se instaló en Morón. En esta localidad trabajó de chófer y de mecánico de máquinas de escribir.

 El 17 de mayo de 1932 fue detenido, con otros compañeros, a raíz de la huelga campesina sevillana de Montellano y acusado de «complot terrorista». Reconocido orador, a partir del 26 de marzo de 1933 asistió al Congreso de la Regional de Andalucía de la CNT celebrado en Sevilla, pero fue detenido al final del mitin de clausura, celebrado el 1 de abril, con otros destacados militantes , como Buenaventura Durruti, Vicente Pérez (Combina), Paulino Díez y Francisco Ascaso, y cerrados primero en Sevilla y después al penal del Puerto de Santa María hasta septiembre de ese año en aplicación de la «Ley de Vagos y Maleantes» . En octubre de 1933 fue juzgado, con un centenar de otros compañeros, por la huelga revolucionaria del año anterior, por un delito de «tenencia de explosivos». A finales de 1933 hizo un mitin en Morón. El levantamiento militar de julio de 1936 la cogió en Morón y formó parte del Comité Revolucionario de la localidad hasta la toma de la ciudad por las tropas fascistas, trasladándose a Málaga, Córdoba y Jaén. Después formó parte del Comité Regional de Andalucía instalado en Málaga y del Comité Anarquista de Defensa Republicana de esta ciudad.

Combatió, como comisario político de la 80 Brigada Mixta comandada por José Galván, en el frente de Granada. Más tarde fue jefe de avituallamiento en Barcelona, ​​además de colaborar a partir de septiembre de 1938 con el Comité Regional de Andalucía establecido Baza y hasta su detención en marzo de 1939 por las tropas franquistas. Por lo pronto fue encerrado en el campo de concentración de Almería y después pasó a la cárcel de Sevilla. Juzgado y condenado, Bartolomé Lorda Urbano fue ejecutado - fusilado según unos, garrote según otros - el 24 de junio de 1940 en Sevilla (Andalucía).

lunes, 26 de junio de 2017

AMBROSIO MARCOS GONZALEZ - DEL SINDICATO DE CAMPESINOS


Ambrosio Marcos González   del Sindicato de Campesinos

 El 25 de junio de 1983 muere en Mâcon (Borgoña, Francia) el militante anarcosindicalista Ambrosio Marcos González, citado algunas veces como Ambrosio López. Había nacido en 1897 en Navalmoral de la Mata (Cáceres, Extremadura). Par de profesión, comenzó a militar en el anarcosindicalismo desde 1915. El 14 de septiembre de 1919 fue uno de los creadores en Navalmoral de la Federación Obrera de la Unión General de Trabajadores (UGT), de la que será vocal, y que al año siguiente se federa a la Confederación Nacional del Trabajo ( CNT), bajo el nombre de Federación Local de Sindicatos Únicos de la CNT, por influencia suya y de Alfonso González Marcos (Colorín), otro destacado anarcosindicalista extremeño.

 Durante la dictadura de Primo de Rivera la CNT se mantuvo organizada en la clandestinidad y antes de la llegada de la República fue elegido presidente del Sindicato de Agricultores (1930), mostrándose muy activo en la ocupación de tierras, casi todas del conde Juan Antonio Güell López y del marqués de Comillas, que se sucedieron durante los años republicanos con gran éxito. En 1931 fue delegado al congreso cenetista y tras el levantamiento revolucionario de 1933, que en la comarca tuvo éxito fuerza, fue encarcelado hasta la amnistía de febrero de 1936. Este año fue delegado al congreso de la CNT. Cuando comenzó la rebelión militar, la CNT consiguió controlar los elementos fascistas de la zona y resistió hasta la llegada del ejército, momento en el que fue herido.

 Formó parte del primer Comité Regional de Extremadura de la CNT en 1936 y se integró en el Sindicato de Campesinos cenetista. Más tarde se instaló en Madrid. En 1939, terminada la guerra, fue detenido y condenado a dos penas de muerte, que luego fue conmutada. Después de 14 años en la prisión de Polier, fue liberado. En 1944 intentó, con otros compañeros, reconstituir el Comité de la CNT de Navalmoral desde Madrid, pero fueron descubiertos y tuvo que huir a Francia. Instalado en Mâcon, militó activamente en la Federación Local de la CNT hasta su muerte.

MAYO DE 1937 - LA REVOLUCION TRAICIONADA


Mayo de 1937 - La revolución traicionada
La contrarrevolución en marcha: los hechos antecedentes
El PSUC (Partido Socialista Unificado de Cataluña), de ideología marxista-leninista, fue fundado el 23 de julio de 1936 como producto de la fusión entre las federaciones catalanas del PSOE y del PCE. El POUM (Partido Obrero de Unificación Marxista), cercano al trotskismo, nació el 29 de septiembre de 1935 como resultado de la unificación de la Izquierda Comunista de España (ICE) y el Bloque Obrero y Campesino (BOC).
La tirantez entre el POUM y el PSUC provenía tanto de una lucha hegemónica de ambos grupos comunistas sobre la UGT catalana, como del carácter trotskista del primero. Estaba en plena vigencia la campaña stalinista contra el trotskismo y, en general, contra todos los opositores a su política. El POUM era presentado como agente del fascismo internacional, y quedó eliminado del gobierno de la Generalitat después de la crisis provocada con este fin por el PSUC. En aquella época llegó a Barcelona un barco soviético con víveres y este hecho, que suscitó en verdad fervorosa adhesión popular, y sirvió para que se incrementase una campaña detractora contra el anterior consejero de Abastaos del gobierno de la Generalitat, Domenech, perteneciente a la CNT.
El nuevo gobierno de la Generalitat emprendió una reorganización de los servicios de policía. El consejero de Seguridad Interior, Artemio Ayguadé, comunista que se hacía pasar por republicano, dio posesión de la Comisaría de Policia a Eusebio Rodríguez Salas, afiliado al PSUC. El 23 de enero de 1937, la UGT catalana, bajo la influencia del PSUC, celebró un congreso de pequeños propietarios del campo en que se atacó abiertamente a las colectividades.
A primeros de marzo de 1937, el consejero de Seguridad Interior dictó varios decretos por los que se disolvían el Consejo de Seguridad Interior, formado por los representantes de todos los sectores, los Consejos de Obreros y Soldados y las Patrullas de Control. Asi mismo, se prohibía la afiliación de las fuerzas de orden público, so pena de expulsión. La crisis de gobierno que siguió por espacio de un mes dio lugar a peligrosas tensiones y, el 30 de marzo, el Comité Regional de la CNT cursó una circular a los militares, federaciones y sindicatos, recomendándoles vigilancia y contacto permanente.
El 26 de marzo quedó resuelta esta nueva crisis de la Generalitat con los mismos personajes del anterior gabinete, pero los decretos de Orden Público quedaron en suspensión.
El 25 de abril resultó asesinado cerca de Barcelona el afiliado al PSUC, Roldán Cortada, que antes había sido afiliado a la CNT (y, por cierto, firmante del famoso manifiesto de los Treinta). En respuesta, fueron detenidos varios anarquistas a quienes no se pudo probar ninguna responsabilidad en el hecho. En el entierro de Cortada, al que asistieron fuerzas armadas y de policia, se gritaron consignas contra los anarquistas. Se siguieron diversos incidentes, con la muerte de tres militantes de la CNT dos días después.
Companys había decidido abandonar la táctica de un gobierno de la Generalitat de unidad antifascista para adoptar la postura propugnada por Joan Comorera, secretario del PSUC, que consistía en imponer por la fuerza un gobierno «fuerte» que no tolerase ya una CNT incapaz de meter en cintura a sus propios militantes, calificados como «incontrolados». Así pues, Companys estaba decidido a romper una política de pactos con la CNT, cada vez más difícil, y creyó que había llegado la hora, gracias al apoyo del PSUC y los soviéticos, de imponer por la fuerza la autoridad y decisiones de un gobierno de la Generalitat que, como los hechos demostraron, aún no era lo bastante poderosa como para dejar de negociar con la CNT. Esto desembocó directamente en los enfrentamientos armados de mayo.
El 1 de mayo, la fuerza pública practicó numerosos cacheos en la calle. Fueron desarmados y detenidos numerosos militantes de la CNT. El 2 de mayo Solidaridad Obrera lanzaría la siguiente consigna:
"¡Trabajadores: que nadie se deje desarmar bajo ningún concepto!"
La lucha en las calles de Barcelona

domingo, 25 de junio de 2017

LOS SUCESOS DE ARNEDO DURANTE LA II REPUBLICA 1932


LOS SUCESOS DE ARNEDO DURANTE II LA REPUBLICA 1932

El pueblo de Arnedo (La Rioja) vivió trágicamente, con un día de adelanto, los primeros Reyes republicanos. En la tarde del día 5 de enero de 1932 quedan muertos, por balas de mauser, sobre el suelo de la Plaza de la República cuatro mujeres, un niño de cuatro años y un hombre. Días después los muertos seguirían aumentando hasta once. El balance se completa con unos 45 heridos, que aunque salvaron su vida, quedaron para siempre mutilados.

El cinco de enero se declaró la huelga general en Arnedo. Y este mismo día se anuncia la resolución del conflicto con la intervención del propio Gobernador Civil Sr. Vidal Serrano que está en Arnedo en esta misma fecha. En señal de triunfo y de festejo se realiza una manifestación obrera.

 Manifestantes y guardias (16 ó 18 hombres en el zaguán del Ayuntamiento y diez hombres en los soportales del mismo) se encuentran frentre a frente en la Plaza de la República.

 ¿Qué sucedió, quién tiró la primera bala, de quién es la responsabilidad, ...? Las versiones oculares de personas de distintos matices políticos y profesionales, se inclinan por la Guardia Civil. Un dato aparece extraordinariamente claro, no obstante, que ya puso de manifiesto el entrevistador de "El Sol" al Gobernador de la Provincia, lo desproporcionado del encono contra los manifestantes. Para anular el posible impulso y fuerza del obrero (hombres, mujeres y niños) en manifestación triunfante sobre el caciquismo "responsable moral de la tragedia", no era necesaria la auténtica refriega armada de ese número de Guardias Civiles antes mencionado.

 Estos trágicos sucesos de Arnedo planearon constantemente en el ambiente político y económico riojano durante y después de la República. Su recuerdo, siempre negro, es el tema obligado para las derechas e izquierdas en todas las propagandas, ocasiones y acciones posteriores.

Esta explosión desastrosa y trágica estaba incubada desde las Elecciones municipales que trajeron la República.

 Un "patrón orgulloso" y autoritario, Faustino Muro, que supeditaba la permanencia de los trabajadores en su fábrica a la entrega de sus votos a los monárquicos, y unos obreros que querían ejercer con sinceridad el derecho al sufragio, fueron la causa inicial de la tragedia. La pugna entre la imposición caciquil de un patrono de derechas y la sinceridad de voto de unos obreros socialistas, se inclinó hacia el más fuerte.

 El patrono despidió a un trabajador, con el que se solidarizaron una docena más de obreros. Se ocupó del asunto el Partido y Sindicato Socialista, ahora en plena expansión, con sucesivas negociaciones de tipo legal, encontrando siempre la resistencia y el incumplimiento de arbitrajes por parte del Sr. Muro, que llegó a matizar que cerraría la fábrica antes que acceder a la admisión de los despedidos.

 Ni la Alcaldía de Arnedo, ni los sucesivos Gobernadors Civiles de la provincia, habían podido llegar a solucionar el problema durante más de diez meses. Cuando parecía llegada la solución, no por la cesión del Sr. Muro, sino por el acto desinteresado de otros patronos de la localidad que admitían a los obreros despedidos de "Calzados Muro" en sus propias fábricas, se produjo la catástrofe.


 

sábado, 24 de junio de 2017

LISTADO DE DEUDORES CON HACIENDA


LISTADO DE DEUDORES CON HACIENDA -  PINCHA EN EL ENLACE

https://www.agenciatributaria.gob.es/static_files/AEAT_Sede/NoIx/Listado_deudores.pdf

38 AÑOS DEL ASESINATO DE VALENTIN GONZALEZ


38 años del asesinato de Valentín González

 El 25 de junio de 1979, sobre las 10 de la noche, en Valencia (Comunidad Valenciana), durante una manifestación organizada por los trabajadores de los grupos de carga y descarga del Mercado de Abastos en huelga, la mayoría afiliados al Sindicato del Transporte de la CNT, muere por el impacto a quemarropa de una pelota de goma en el pecho disparada por la policía el militante cenetista Valentín González Ramírez, de 20 años. El hecho se produjo cuando un contingente de unos cincuenta grises disolvieron violentamente la concentración pacífica en la puerta del mercado de un piquete informativo de trabajadores en huelga donde participaba el joven.

Su padre, también Valentín, de 48 años, estaba presente, estaba afiliado a la CNT como su hijo. Trasladado rápidamente al Hospital Provincial, ingresó cadáver debido a la hemorragia interna. Al conocerse la noticia todos los polígonos industriales valencianos declararon la huelga general. Dos días después, el entierro de Valentín González se convirtió en una manifestación de miles y miles de personas. También se produjeron diferentes manifestaciones libertarias de protesta por todo el Estado; en Murcia la represión será feroz, con más de veinte detenidos.

Entierro de Valentín González

 El 27 de junio de 1979 el entierro en Valencia (Comunidad Valenciana) del militante cenetista Valentín González Ramírez, asesinado por la policía el 25 de junio, se convierte en una manifestación de miles y miles de personas. Entre 200.000 y 400.000 personas recorrieron los 10 kilómetros que separan el Hospital Clínico del Cementerio General de Valencia, llevando el ataúd del joven anarquista. También se produjeron diferentes manifestaciones libertarias de protesta por todo el Estado; en Murcia la represión será feroz, con más de veinte detenidos. En 1993 se creó una plataforma que reivindicaba que el Instituto de Enseñanza de Abastos de Valencia fuera rebautizado como Instituto Valentín González en memoria de todos los trabajadores muertos durante la Transición.

viernes, 23 de junio de 2017

PEDRO SIERRA ALVAREZ - MILITANTE ANARQUISTA ASTURIANO


 Pedro Sierra Álvarez  - discípulo de Ricardo Mella
  El 20 de junio de 1888 nace en Oviedo (Asturias, España) el militante anarquista y anarcosindicalista Pedro Sierra Álvarez. Fue uno de los militantes anarquistas asturianos más conocidos y representativos de línea moderada del anarcosindicalismo, amigo de Eleuterio Quintanilla y discípulo de Ricardo Mella. Aunque su tarea fue fundamentalmente periodística y organizativa, sufrió prisión en varias ocasiones - después de la Semana Trágica de Barcelona en 1909, medio año a raíz del Congreso de 1911, como consecuencia del «Asunto Lantero» en 1911 , etc. Asistió al Congreso de 1910, representando 17 sociedades de Gijón y La Felguera, realizando funciones en las ponencias sobre Reglamentos de CNT e interpretación del lema internacionalista, y defendiendo la conveniencia de fundar el sindicato anarcosindicalista y polemizó con Herreros sobre el papel de los intelectuales en la organización; también asistió al Congreso del año siguiente.
En 1912 se encargó de gestionar la apertura de los centros obreros de Gijón clausurados. En 1915 representó las sociedades obreras de Gijón en el Congreso de Ferrol, donde polemizó, con Quintanilla, con los redactores de Tierra y Libertad sobre la guerra mundial. En 1916 participó en el Congreso Sindical Astur de Gijón. Fue secretario de la Federación Nacional de Industria de la Madera y fue director de su portavoz, La Cuña (1915-1917). Frecuentemente escribió en la prensa junto con Quintanilla, con quien también hizo mítines. Va condenado el radicalismo anarquista, rechazó la mitificación del revolucionarismo social y la violencia y combatir el reformismo del socialismo de partido. En 1925 era consignatario de buques, trabajo aceptada en momentos de penuria tras consultar con Mella, lo que no impidió el contacto con los dirigentes obreristas (Mella y Esteve, especialmente) y durante la guerra de 1936 favoreció la llegada de víveres en Asturias.
 Destacó en su labor de editor y de impresor: regentó las imprentas de Gijón «La Victoria» (1921-1931) y «La Industria» (1934), donde se publicaron panfletos y folletos, además de los dos tomos de las obras completas de Mella. Al acabar la guerra se exilió primero en el Reino Unido y después en México. Como periodista publicó en Acción Libertaria, CNT (Gijón), Renovación, La Revista Blanca, Solidaridad Obrera (Gijón), Suplemento de La Protesta, Tribuna Libre, Umbral, etc., Además de dirigir Acción Libertaria, La Cuña, El Libertario, Solidaridad y Solidaridad Obrera (Gijón). Pedro Sierra Álvarez murió el 30 de octubre de 1969 en México.

jueves, 22 de junio de 2017

ENRIQUE LISTER - EL ASESINO DE ANARQUISTAS


ENRIQUE LISTER:  EL ASESINO DE ANARQUISTAS

Enrique Líster (Ameneiro, 1907 - Madrid, 1994) Político y militar español. Es conocido dentro de la historia del anarquismo, por traicionar a las tropas libertarias durante los años de la revolución española.

Siguió los cursos militares de la célebre Academia Militar de Frunze en la URSS (1932-1935). Al estallar la Guerra Civil Española, en 1936, formó parte del ejército popular, participando en la defensa de Madrid como comandante del V Regimiento. Estuvo al mando de la división que llevó su nombre y del V Cuerpo del Ejército.

Terminada la guerra se exilió a Moscú, ingresó nuevamente en la Academia Militar Frunze y obtuvo el grado de general del Ejército Soviético. Con este grado, y con los de general de los Ejércitos polaco y yugoslavo, intervino contra los alemanes en la Segunda Guerra Mundial. Se nacionalizó ruso, con el nombre de Vissiaranovich Lisevski, y fue enviado a Francia. En este país vivió desde 1945 a 1951; en ese tiempo se ocupó de reagrupar a los ex-combatientes de la Guerra Civil Española que residían en Francia, primeramente bajo la denominación popular de guerrilleros y después, con carácter ya militar, con la de Fuerzas Armadas Republicanas españolas; participó en la organización del maquis contra España. Durante su estancia en Francia fue detenido dos veces, en 1948 y en 1949. De aquí pasó a Checoslovaquia, donde vivió hasta 1956.

En 1970 rompió con Santiago Carrillo, que tenía el apoyo de la mayoría en el Comité Ejecutivo del PCE, del que Líster es expulsado; se consumaba así la escisión, iniciada con la invasión de Praga por las tropas soviéticas. Líster fundó entonces el Partido Comunista Obrero Español (PCOE). En abril de 1976, Líster anunció la fusión del PCOE con la oposición de izquierda del PCE (OPI). El 4 de agosto de 1976, después de publicarse el decreto-ley sobre amnistía, Líster solicitó el pasaporte en el Consulado español en París y en septiembre de 1977, presentó en dicho consulado la petición de permiso para instalarse en España.

En 1977 publicó el libro Memorias de un luchador, que levantó una gran polémica, ya que una parte del mismo es una dura crítica a la actuación de Santiago Carrillo durante la Guerra Civil Española. Un año después publicó en España su libro Basta, que cinco años antes había circulado, pero de forma clandestina. Esta obra la escribió tras prohibírsele intervenir, en agosto de 1970, en una reunión del Comité Central del PCE, celebrada en París. En abril de 1986, el PCOE decidió en su Congreso la disolución de la organización y su integración en el Partido Comunista de España. Enrique Líster fue miembro de dicho Comité Central con voz, pero sin voto. En 1988, fue reelegido, en el XII Congreso del PCE, miembro del Comité Central de dicho partido. 6 años despúes fallecio.

Líster y el anarquismo

Líster, como buen estalinista, fue ferreo defensor de acabar con el anarquismo durante la guerra civil española. Uno de los episodios más tragicos fue el fusilamiento de anarquistas y trotkistas de Castilla, cuando estos instauraron colectividades (cosa que habia prohibido el comite comunista).

“Hubo que crear un Tribunal en Mora de Toledo y tomar algunas medidas muy serias. Luego me acusaron de que si yo había fusilado y tal y cual; y yo he respondido que sí, que yo he fusilado, y que estoy dispuesto a hacerlo cuantas veces haga falta. Porque yo no hago la guerra para proteger a los bandidos ni para explotar a los campesinos; yo hago la guerra para que el pueblo tenga la libertad”: Líster

Además de esto, Líster era conocido dentro de los anarquistas españoles como un comunista antianarquista, quien preferia poner en trinchera a los libertarios y en la retaguardia a los republicanos. Durante la batalla del Jarama, en febrero de 1937, A Líster le dieron bajo su mando en su división a una brigada anarquista, una Internacional y otras comunistas. La brigada anarquista venía de la división 14 de Mera y estaba en proceso de reorganización. Pero por presiones mayores la brigada fue cedida para la batalla.

Durante la batalla Líster utilizó a los anarquistas y a los internacionales como auténtica carne de cañón. Un texto de la lista GCE dice:

Comentar aquí, que en los combates del Pingarrón de finales de febrero, se produjo la famosa "masacre" del Batallón Abraham Lincoln, enviados de refresco al frente el 15 de febrero, y que sin experiencia alguna en combate encabezaron el asalto al Pingarrón (tras los británicos de la "British") siendo mandados por Robert Merriman, y perdiendo, entre muertos y heridos a 200 hombres de un total de 450, lo que obligó a fusionarlo con el batallón Washington tras la batalla. Los anarquistas de la XVII, "malos combatientes" y "propensos al rápido repliegue" según informes de la época y sólo válidos para tareas defensivas y de retaguardia, perdieron en 1.100 bajas en el mismo ataque, siendo dirigidos por el comandante Eusebio Sanz.

Si tenéis oportunidad de ver el escenario de la batalla, y las medidas defensivas que tenían los sublevados en dicha cota, os daréis realmente cuenta de lo insensato del asalto, tal y como se llevó, y de la verdadera masacre que allí debió de tener lugar.

Líster finalmente habria de pasar a la historia, cuando invadio Aragón (la comunidad anarquista más importante durante la revolución) con sus tropas estalinistas:

El trabajo real fue hecho por las fuerzas militares bajo la dirección del estalinista Enrique Líster.

Uno de los héroes prefabricados de los estalinistas (CNT publicó su fotografía con el título "Héroe de muchas batallas. Lo sabemos porque el Partido Comunista nos lo ha dicho" -la ironía era el único camino de pasar la censura-), Líster, marchó con sus tropas hasta el fondo de Aragón. Los consejos municipales elegidos directamente por la población fueron disueltos por la fuerza. Las colectividades fueron divididas y sus dirigentes encarcelados. Lo mismo que con los prisioneros del POUM en Cataluña, ni siquiera el gobernador general supo a dónde fueron a parar los miembros del Comité Regional de la CNT arrestados por la banda de Líster. Habían obtenido salvoconductos del gobernador general, pero ni eso les salvó. Joaquín Ascaso, presidente del Consejo de Aragón, fue encarcelado acusado de... ¡robar joyas! La censura del gobierno prohibió a la prensa de la CNT publicar la noticia del encarcelamiento de Ascaso, se negó a revelar el lugar del encarcelamiento y desde su asqueroso punto de vista reaccionario tenían razón. Porque Ascaso era carne y hueso de las masas, como el difunto Durruti lo había sido, y las masas habrían derribado las cárceles con sus propias manos.

Baste decir que la prensa oficial de la CNT -no demasiado ansiosa de levantar a las masas- comparó el asalto a Aragón con el sometimiento de Asturias por López Ochoa en octubre de 1934.

Para justificar la violación de Aragón, la prensa estalinista publicó cuentos fantásticos; Frente Rojo escribía:

"Bajo el régimen del extinguido Consejo de Aragón, ni los ciudadanos, ni la propiedad, podían contar con la mínima garantía... El gobierno encontró en Aragón arsenales gigantescos de armas y miles de bombas, cientos de ametralladoras de último modelo, cañones y tanques reservados allí, no para luchar contra el fascismo en el frente de batalla, sino propiedad privada de los que quieran hacer de Aragón un bastión desde el que luchar contra el gobierno de la república... No hay un campesino que no haya sido obligado a entrar en las colectividades. Los que se resistían sufrieron en su cuerpo y su pequeña propiedad las sanciones del terror. Miles de campesinos han emigrado de la región, prefiriendo dejar el campo a sufrir los viles métodos de tortura del Consejo... El campo fue confiscado, y anillos, medallones, e incluso los cacharros de barro de cocina fueron confiscados. Los animales fueron confiscados, el grano e incluso los alimentos cocinados y el vino para el consumo doméstico... En el Consejo Municipal se instalaron conocidos fascistas y jefes falangistas. Blandiendo carnets sindicales, oficiaban de alcaldes y concejales, de agentes del orden público de Aragón, bandidos de origen ejercían una profesión y un gobierno de bandidaje."

artc dedicado a la memoria de Germinal Noir y Pablo izkierdo(anarquistas)

Ela Izkierdo

Kolectivo Ratas Anarkas


LA REVOLUCION DE 1934 O DE COMO LA REPUBLICA TRAICIONÓ A LOS TRABAJADORES


La Revolución de 1934 o de cómo la República traicionó a los trabajadores

Fueron los momentos más esperanzadores que he vivido en los últimos tiempos, en la sana compañía de grandes y anónimos revolucionarios que pretendieron materializar el mundo nuevo que llevaban en los corazones. Mineros, trabajadores de todo oficio y condición, campesinos… Todo un pueblo, en fin, decididamente lanzado a la construcción de una sociedad definitivamente justa e igualitaria. Veamos cómo empezó todo.

Tras las elecciones generales de 1933, los centristas del Partido Radical de Lerroux forman un gobierno monocolor minoritario apoyado por la Confederación Española de Derechas Autónomas, liderada por Gil Robles. En Octubre de 1934, la CEDA, partido antirrepublicano, retira su confianza al gobierno radical y exige participar en el mismo, por lo que se incluyen tres ministros derechistas en el gabinete.

Los obreros se alarman por esta decisión, pues están viendo cómo la democracia parlamentaria burguesa ha abierto el camino al poder a los nazis en Alemania y a los fascistas en Italia, y no están dispuestos a que en España suceda lo mismo permitiendo la derechización de una república que tanto les ha costado conquistar.

El día 5, en Madrid, UGT declara la huelga general. CNT no apoya la movilización por imposibilidad de hacerlo, pues, en la capital, la organización había sido prohibida y sus militantes perseguidos y vigiladas sus actividades, por lo que solo podía moverse en la clandestinidad. Los revolucionarios intentaron el asalto a la Presidencia del Gobierno, pero las fuerzas represivas a su servicio, después de dos horas de intercambio de disparos, dominaron la situación y encarcelaron a los dirigentes socialistas que apoyaron la sublevación.

En Bizkaia y Gipuzkoa los nacionalistas no apoyan la revolución, pero la UGT toma las cuencas mineras y las zonas industriales, manteniéndolas en su poder hasta el día 12, en que los obreros fueron vencidos por la intervención del Ejército.

En Aragón, Extremadura y Andalucía no cuajó la revolución porque los campesinos estaban ya agotados por las recientes luchas y huelgas que se produjeron durante los meses de marzo, abril y junio.

CATALUNYA

Muy distinta fue la acogida de la Revolución en Catalunya. Reproduzco el manifiesto que el presidente de la Generalitat, Lluis Companys, de Esquerra Republicana de Catalunya, difundió en la noche del 6 al 7 de octubre:

"Catalanes: las fuerzas monarquizantes y fascistas que de un tiempo a esta parte pretenden traicionar a la República han logrado su objetivo y han asaltado el poder. Los partidos y los hombres que han hecho públicas manifestaciones contra las menguadas libertades de nuestra tierra, los núcleos políticos que predican constantemente el odio y la guerra a Cataluña, constituyen hoy el soporte de las actuales instituciones. En esta hora solemne, en nombre del pueblo y del parlamento,el gobierno que presido asume todas las facultades del poder en Cataluña, proclama el Estado Catalán de la República Federal Española, y al establecer y fortificar la relación con los dirigentes de la protesta general contra el fascismo, les invita a establecer en Cataluña el gobierno provisional de la República,que hallará en nuestro pueblo catalán el más generoso impulso de fraternidad en el común anhelo de edificar una República Federal libre y magnífica".

Esta declaración provocó la proclamación de estado de guerra y la intervención del Ejército, que domina rápidamente la situación después de algunos enfrentamientos en los que perecieron alrededor de cuarenta personas. La autonomía catalana fue suspendida por el Gobierno y Lluis Companys detenido. También fue detenido Azaña, quien se encontraba casualmente en Barcelona para asistir al funeral de Jaume Carner, que fue ministro de su gobierno cuando él era presidente.

LA REVOLUCIÓN ASTURIANA

 

Fue en Asturias donde, gracias a las heroicas y decididas acciones de los mineros, la Revolución del 34 alcanzó su cénit. Se trató de una auténtica insurrección coordinada entre las diferentes fuerzas de la izquierda asturiana, agrupada bajo las siglas UHP (Uníos Hermanos Proletarios, Uníos Hijos del Proletariado o Unión de Hermanos Proletarios. Las tres versiones aparecen en carteles y panfletos de la época) En esta Alianza Obrera se encuadraron la Federación Socialista Asturiana del PSOE, la UGT, la Confederación Regional del Trabajo de Asturias, León y Palencia de la CNT, y las organizaciones trotskistas Bloque Obrero y Campesino (BOC) e Izquierda Comunista. Al Partido Comunista de España (PCE) que solicitó su ingreso en septiembre de 1934, no se le permitió la adhesión hasta que no retiró de su petición todos los puntos que hacían referencia a su antitrotskismo. Tanto socialistas como anarquistas fueron inflexibles en este extremo: ante todo, unidad de acción y nada de enfrentamientos intestinos.

(Reflexión sobrevenida: "¿Dónde coño están aquel PSOE y aquella UGT?")

El PCE firmó, por fin, su ingreso en UHP, pero, sin embargo, su afán de partido conductor de todas las iniciativas le hizo redactar el 4 de octubre, tan sólo 24 horas antes del inicio de la Revolución, un panfleto que fue distribuido por las cuencas mineras y que, entre otras lindezas, decía:"¡Trabajadores! No os dejéis engañar por ese falso camino que os brindan para la unidad. Vuestros jefes os traicionan. La Alianza Obrera es el nervio vivo de la contrarrevolución ¡Abajo la Alianza Obrera de la traición!" En fin, como siempre, intentando protagonizarlo todo y sacar tajada de todas partes, de la UHP y de los opuestos a la UHP. Tan sólo cuando, horas más tarde, el PCE comprendió que el movimiento era imparable, se convirtió en su mayor defensor.

Y llegó el día 5. Los mineros disponían de armas y dinamita y la revolución estaba muy bien organizada. En Oviedo se proclamó la República Socialista Asturiana y se atacaron lo puestos de la Guardia Civil, los ayuntamientos y otras instituciones de los poderes burgueses. A los tres días casi toda Asturias estaba en manos de los mineros, incluidas las fábricas de armas de Trubia y La Vega. A los diez días, unos 30.000 trabajadores forman el Ejército Rojo y desde el Gobierno se considera que la revuelta es una guerra civil en toda regla, por lo que Lerroux y Gil Robles deciden adoptar medidas enérgicas, entre las que destacan la de llamar a los generales Goded y Franco (que tenía ya experiencia por haber participado en la represión de la huelga general de 1917 en Asturias) para que dirijan el ataque contra los revolucionarios desde el Estado Mayor de Madrid. Estos recomiendan que se traigan de África tropas de la Legión y de los Regulares, pues tienen experiencia en combates y, además, psicológicamente, infunden pánico entre los ciudadanos, pues estos mercenarios tienen permiso para asesinar, violar y saquear a la población sometida: victoria -por cualquier método- a cambio de botín (el cabrón de Franco ya apuntaba maneras) Tampoco se recomienda la participación de jóvenes reclutas peninsulares por la impredecible reacción del pueblo ante sus posibles muertes y, porque al fin y al cabo, eran hijos del proletariado. También se temía el testimonio que pudieran difundir sobre la feroz represión que ya tenían planeada.

Mientras esto sucedía, el Ejército Rojo Asturiano se planteaba una marcha sobre Madrid, iniciativa que fue abortada por el rápido sitio militar al que fue sometida la recién nacida república rebelde. Poco antes del brutal allanamiento de Asturias, la aviación lanzó sobre Mieres el panfleto que sigue:

"Rebeldes de Asturias, rendíos. Es la única manera de salvar vuestras vidas: la rendición sin condiciones, la entrega de las armas antes de 24 horas. España entera, con todas sus fuerzas, va contra vosotros, dispuesta a aplastaros sin piedad, como justo castigo a vuestra criminal locura. La Generalidad de Cataluña se rindió a las tropas españolas en la madrugada del domingio. Companys y sus hombres esperan en la cárcel el fallo de la Justicia. No queda una huelga en toda España. Estáis solos y vais a ser las víctimas de la revolución vencida y fracasada. El daño que os han hecho los bombardeos y las armas de las tropas no son más que un triste aviso del que recibiréis implacablemente si antes de ponerse el sol no habéis depuesto la rebeldía y entregado las armas. Después iremos contra vosotros hasta destruiros sin tregua ni perdón. ¡Rendíos al gobierno de España! ¡Viva la República!"

Y así fue: sin tregua ni perdón. El general López Ochoa, comandando las fuerzas militares gubernamentales, y el aún coronel Yagüe, al frente de sus embrutecidos legionarios apoyados por la aviación, avanzaron devastadoramente sobre Oviedo, primero, y, poco después, sobre Gijón. La resistencia revolucionaria fue heroica, llegando, en ocasiones, a la lucha casa por casa, pero infructuosa debido a la enorme diferencia de efectivos y medios.

El día 19 todo había terminado y comenzaba la dura represión que se extendió por el pueblo asturiano

EXPERIENCIAS LIBERTARIAS

CNT aprovechó la Revolución para construir en positivo experiencias de Revolución Social, de comunismo libertario. Éstas se dieron, principalmente, en el barrio gijonés de El Llano y en la localidad minera de La Felguera, que llegó a denominarse "La Comuna de La Felguera"

En estos lugares "se procedió a regularizar la vida de acuerdo con los postulados anarquistas: socialización de la riqueza, abolición de la autoridad, del capitalismo y hasta del dinero. Para la organización del consumo se creó un Comité de Abastos, con delegados por calles establecidos en las tiendas de comestibles, que controlaban el número de vecinos por cada calle y procedían a la distribución de los alimentos. Este control por calle permitía establecer con facilidad la cantidad de pan y de otros productos que se necesitaban…" (Manuel Villar en "El Anarquismo en la Insurrección de Asturias: la CNT y la FAI en octubre de 1934")

Todas las decisiones se dejaron en manos de las asambleas populares y ningún servicio ni rama de producción dejó de funcionar en esta quincena revolucionaria: sanidad, fluido eléctrico, minas, talleres… en fin, toda una experiencia de autogestión que no volvería a repetirse hasta las colectividades libertarias durante la guerra civil.

Anarkirias


 

miércoles, 21 de junio de 2017

EL PACTO DE HITLER Y STALIN: LA LUNA DE MIEL DE DOS DICTADORES


El pacto de Hitler y Stalin: la luna de miel de dos dictadores

El pacto preveía un protocolo secreto, que incluía la partición de Polonia entre ambos Estados y sellaba el destino de los países Bálticos. En concreto, se declaraba a Finlandia, Besarabia (nombre con que el imperio ruso identificó a la parte oriental de Moldavia) y el norte de la región de Bucovina (parte central de Moldavia) como zonas de interés soviético.

Una semana después de la firma del pacto por los ministros de Asuntos Exteriores, Joachim von Ribbentrop y Vyacheslav Molotov, comenzó la Segunda Guerra Mundial con el ataque alemán a Polonia. Dos semanas más tarde, las tropas soviéticas ocuparon territorios polacos. La victoriosa campaña terminó con una hermandad de las unidades de la Wehrmacht alemana y el Ejército Rojo, que se escenificó en un desfile conjunto en la ciudad de Brest.

Intenciones de Stalin

Los historiadores se refieren, unánimemente, al objetivo de Hitler con este pacto. Aunque no tienen tan claras las intenciones de Stalin. “En el verano de 1939, Stalin tenía el ejército con la infantería más grande del mundo. Y en cuanto Hitler invadió Polonia, podía haber enviado millones de soldados soviéticos a la frontera polaca. No hubiera habido guerra. Pero Stalin no quería molestar a Hitler", dice en una entrevista a Deutsche Welle el periodista ruso Mark Solonin.

Stalin actuó de forma estratégica, afirma el historiador alemán Jörg Ganzenmüller. "Sabía que, más tarde o más temprano, Hitler atacaría la Unión Soviética. Pero calculó que, mientras Alemania estuviera inmersa en una guerra con las potencias occidentales, no se atrevería a abrir un segundo frente. La guerra fue la garantía de seguridad para Stalin. No el propio pacto”.

En aquellos 22 meses, los ataques a los nazis desaparecieron de la prensa soviética y en las salas de cine y teatros se prohibieron las películas y obras antifascistas.

Beneficio para la policía secreta y la economía

Para ambos regímenes, el pacto supuso una ventaja política y económica. Entre agosto de 1939 y junio de 1941, Moscú suministró petróleo, cereales, níquel, manganeso, cromo, madera y otros materiales a la Alemania nazi. El "Tercer Reich" surtió a los combatientes soviéticos de explosivos, emisoras de radio e, incluso el buque "Lützow". También recibieron un préstamo de 200 millones de marcos.

También se produjo una colaboración entre la policía secreta soviética (NKVD) y la Gestapo alemana. El pacto contenía una cláusula, que permitía extraditar a antiguos ciudadanos alemanes y austriacos, que estaban en territorio soviético y que habían luchado contra Hitler. Varias docenas de ellos - incluido el conocido comunista alemán Margarete Buber-Neumann- fueron entregados a la Gestapo. La mayoría de ellos fueron asesinados.

"Stalin perdió", comenta Solonin, que añade que calculó mal la relación de fuerzas. A mediados de 1940, Hitler controlaba la mayor parte de Europa. “Hasta el 22 de junio de 1941, Stalin creyó que Alemania no abriría un segundo frente", explica Ganzenmüller. El hecho de que esta estrategia no funcionara, fue una sorpresa y decepción para Stalin".


AGUSTIN REMIRO MANERO - DE LA COLUMNA DURRUTI


Agustín Remiro Manero   de la columna Durruti

 El 21 de junio de 1942 muere en Madrid (España) el militante cenetista y resistente antifranquista Agustín Remiro Manero (Mangon). Había nacido el 28 de agosto de 1904 en Épila (Zaragoza, Aragón, España). Hijo de una familia campesina con numerosos hermanos, a los 10 años pudo asistir a la escuela, pero siempre fue un apasionado lector. Se afilió en la Sociedad de Obreros Azucareros y en la Sociedad de Obreros del Campo y de Oficios Varios de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) 1919 movido por los relatos del asesinato legal de Francisco Ferrer Guardia y de la Semana Trágica. En 1925 ingresó en el Ejército y sirvió dos años en África, donde se mostró rebelde y por ello enviado a un batallón disciplinario que combatió en los más duros momentos de la guerra contra Abd el-Krim. De vuelta en Épila, creó un grupo anarquista y desarrolló una extensa labor orgánica clandestina. Derribado Primo de Rivera, fue uno de los militantes más destacados de la CNT y alcanzó popularidad en la cuenca del Jalón (charlas, mítines con Ascaso y Ballester, etc.).

 En 1932 participó activamente en la huelga de la fábrica azucarera del Jalón en Épila, que tuvo como resultado dos muertos y varios heridos, desde la secretaría de la Comarcal de CNT. Ese mismo año estuvo presente en el movimiento revolucionario de diciembre y su boda civil fue el primero de Épila. En 1934 dirigió la construcción del local de la CNT de su pueblo y el año siguiente rechazó las ofertas de los caciques zaragozanos que le ofrecían ser el jefe provincial de la Falange. Con el golpe militar de julio de 1936 le coge segando de jornalero en Used y se trasladó a Épila, pero vencida la resistencia obrera, el 26 de julio cruza el Ebro, se junta con otros fugitivos y agosto llega a Tardienta , ya en zona republicana. Se incorporó a la Columna Durruti como responsable de la XI Centuria y más tarde en la Columna Ortiz, y con el grupo de Gallart (La Noche) realizó infinidad de operaciones en terreno enemigo dirigidas a facilitar la huida de quien había quedado cercado en Zaragoza. Fue responsable del grupo Los Iguales, con Cayetano Continente y Juan Bautista Albesa, especializado en sabotajes (puentes, vías férreas, grandes infraestructuras) y en rescatar prisioneros, que actuó en septiembre en la zona de Fuendetodos y meses más tarde en la Columna Carod-Castán (118 Brigada de la 25 División). Luchó en la ofensiva sobre Zaragoza, en la toma del vértice geodésico de Sillero y en las batallas de Belchite y de Teruel (1937), y después de la toma de esta ciudad, marchó con su grupo en Valencia. Perdido Terol, combatió en Cedrillas.

 Hundido el frente y partido en dos el territorio republicano al caer Vinaròs a manos franquistas, restó zona catalana, donde a petición del jefe del Ejército del Este (Pérez) accedió a formar y comandar el Batallón de Ametralladoras C (Batallón Remiro), compuesto por 470 hombres, en su mayoría guerrilleros y voluntarios aragoneses, y que intervino en numerosas acciones especialmente en el frente de Lérida (Tremp, Sort y Balaguer). Herido en las luchas del Vértice Esplá el verano de 1938, fue operado en la Seu y después vendría el exilio galo y su internamiento en los campos de Argelès-sur-Mer y Mazères. Huyendo de los campos de concentración hizo contacto con Francisco Ponzán Vidal, Joan Catalán y Laguarta, y con ellos llevará a cabo numerosas operaciones de salvamento de personas comprometidas en España - llevó a Francia los primeros delegados de Esteve Pallarols de la CNT. Cuando estalló la guerra mundial, a petición de Ponzán, aceptó en marzo de 1940 colaborar con los aliados en la Red Pat O'Leary para combatir los alemanes en España (agente núm. 3.004 del MI-6, Servicio Secreto Británico ), realizando varias misiones como correo y enlace y facilitando la evasión de personas en peligro (judíos, políticos antifascistas, pilotos abatidos de la RAF), al tiempo que trabajaba activamente en la organización confederal, directamente ligada al Comité Nacional de la CNT , y en la lucha antifranquista.

 El 23 de enero de 1941, efectuando un servicio de correo para los británicos, después de cruzar la frontera desde Pontevedra, fue detenido por la Policía de Vigilancia y Defensa del Estado (PVDE) salazarista en Portugal y entregado a las autoridades franquistas tres días después en Valencia de Alcántara (Cáceres). Condenado a muerte en Consejo de Guerra en Madrid el 27 de abril de 1942. El 21 de junio de 1942 intentó evadirse de la prisión madrileña de Porlier con otros condenados, pero descubierto por los guardias alertados por unos vecinos una vez saltada la tapia, resultó gravemente herido por sus rasgos, a pesar de todo, consiguió llegar hasta a una casa cercana donde se escondió, pero cuando vino la patrulla, viéndose sin escapatoria, se suicidó saltando por una ventana desde un cuarto piso, estrellándose mortalmente contra el suelo. Nueve días después de su «ejecución», Capitanía General le conmutaba la pena de muerte por la inferior en grado. Dejó escritas unas memorias en verso. En 2006 el Ayuntamiento de Épila y la Diputación Provincial de Zaragoza publicó póstumamente, en 2006, el libro de Antoni Téllez Solá, Agustín Remiro. De la guerrilla confederal a los servicios secretos britanicos.

martes, 20 de junio de 2017

ANTONIO GARCIA BIRLAN - PERIODISTA, TRADUCTOR Y MILITANTE ANARQUISTA


Antonio García Birlán   periodista, traductor y militante anarquista
El 20 de junio de 1984 muere en Barcelona (Cataluña), a causa de una crisis cardíaca, el intelectual, publicista, periodista, traductor y militante anarquista y anarcosindicalista Antonio García Birlán, también conocido bajo varios seudónimos , como Dionysios, Pío Ayala, Denis, Fabio, Julio Barco, etc. Había nacido el 26 de mayo de 1891 en Fuente Vaqueros (Granada, Andalucía, España) - algunas fuentes citan el 27 de marzo de 1892 en Pinos Puentes, Villarrubia o Valderrubio. Comenzó a militar muy joven en el movimiento libertario. Hacia el 1915 hizo de maestro, además de carpintero y campesino, en una escuela obrera en Castro del Río, y se dice que enseñó las primeras letras a Federico García Lorca. Luego se instaló en Barcelona, ​​donde participó en el Centro Obrero Barcelonés de Serrallonga, además de colaborar asiduamente en la prensa anarquista y como redactor y director de importantes periódicos: dirigió Revista Nueva en 1925 a Barcelona ; Mañana en 1930 en la misma ciudad; miembro destacado del grupo editor de Tierra y Libertad y de Acción entre 1930 y 1931, que dirigió; redactor de Solidaridad Obrera en el periodo de Ángel Pestaña; director de la revista valenciana Estudios, etc.
 Durante la dictadura de Primo de Rivera vivió en Barcelona: 1925 trabajaba en una editorial y en 1928 fue miembro del grupo «Solidaridad», encabezado por Ángel Pestaña. Entre 1927 y 1929 fue miembro del Comité Nacional de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) presidido por Joan Peiró. Durante la Guerra Civil realizó tareas de responsabilidad: miembro del Consejo de Economía de la Generalitat por la Federación Anarquista Ibérica (FAI), donde se encargó de la industria de la prensa y del papel a partir de agosto de 1936; consejero de Sanidad Pública y de Asistencia Social de la Generalitat entre el 26 de septiembre de 1936 y el 17 de diciembre del mismo año, en 1938 fue uno de los encargados por la CNT-FAI para solicitar a Manuel Azaña la caída del jefe de gobierno Negrín, y durante todo el periodo bélico dirigió La Vanguardia de Barcelona. Al terminar la guerra formó parte del polémico Consejo General del Movimiento Libertario Español (Mlle) creado en París en marzo de 1939.
 Fue miembro de la sección bibliográfica de la Comisión de Relaciones Internacionales Anarquistas (CRIA) fundada en noviembre de 1949. Trabajó como corrector de textos en el diccionario enciclopédico de la editorial Larousse. En 1951 se instaló en París. Durante el exilio dirigió Tiempos Nuevos y Cenit, fue redactor de Solidaridad Obrera y administrador del periódico CNT. Más tarde marchó a Brasil y luego a Argentina, donde permaneció hasta comienzos de 1983 trabajando en la editorial Americalee, para terminar volver a Barcelona, ​​ya muy viejo, procedente de Buenos Aires. Muy influenciado por Nietzsche - del que tradujo al castellano Así habló Zarathustra -, Kierkegaard, Berdjaev, Tolstoi, Schestow, Unamuno y Pérez Galdós, desconfió del progreso materialista y consideraba que no había revolución sin ética ni humanismo; su biblioteca personal era una de las más importantes del movimiento libertario de su época. Fue amigo personal de Errico Malatesta.
 Podemos encontrar artículos suyos en Almanaque de Tierra y Libertad, Cenit, CNT, Despertad, Floreal, Generación Consciente, Liberación, La Revista Blanca, Revista Única, Revue Internationale Anarchiste, Solidaridad Obrera, Tierra y Libertad, Vértice, etc. Es autor de A la lucha, Esbozos de ideas, Historia universal del proletariado, Resultados de la guerra, Sabor de ceniza, El anarquismo, suspensión doctrinas, suscita Objetivos (1934), El sindicalismo, suspensión orígenes, suspensión Tácticas, suspensión propositos ( 1934), El socialismo (1934), El comunismo (1934), El movimiento libertario español en África, Francia, América y España (1945), así como una serie de antologías publicadas con sus prólogos en París y Buenos Aires 1954 (Ciencia y filosofía, Cultura y civilización, El amor y la amistad, el Estado, la patria y la nación, El hombre y la mujer, Pueblos y razas); dejó más de cien títulos inéditos.

lunes, 19 de junio de 2017

JUAN CASTILLO GUERRERO - ANARQUISTA DE MALAGA Y LUCHADOR INCANSABLE CONTRA EL REFORMISMO EN LA CNT


Juan Castillo Guerrero  - anarquista de Malaga y luchador incansable contra el reformismo en la CNT
En 1933 nació Juan Castillo, el que con el tiempo se convertiría en uno de los mejores militantes que ha tenido la CNT en Málaga, que por fortuna han sido muchos, y muy buenos.
En la década de los sesenta militaba en la CNT francesa Evreux del exilio y fue delegado al congreso de la AIT celebrado en Burdeos en 1967.
Al finalizar la dictadura franquista y legalizada la CNT en Málaga El 28 de octubre de 1977 con sede en calles dos aceras número 20, este sindicato contaba con más de un centenar de afiliados entre ellos estaba el taxista Juan Castillo.
El funda el Sindicato de Transporte de Málaga del que fue Secretario, también fue Secretario General de la F.L de CNT en los años 80, junto a otro gran luchador de la causa libertaria, como era Antonio Morcillo Dávila que cogía el cargo de tesorero, eran los años 80 y la sede paso a estar en la calle Eguiluz allí frente a la estación de autobuses, hoy ya no existe.
Intervino en multitud de mítines y conferencias; fue delegado del Sindicato de Transporte de Málaga a todos los congresos de CNT, el último congreso que asistió fue al de Bilbao, pocos meses antes de fallecer.
Ortodoxo hasta la muerte, fue un luchador incansable contra el reformismo en la CNT
Falleció el 16 de junio de 1991 en Málaga a la edad de 57 años.

PRESENTACION DEL LIBRO: LA CNT ASTURIANA DURANTE LA TRANSICION ESPAÑOLA


CNT-AIT La Felguera: presentación del libro "La CNT asturiana durante la Transición española"
 Lugar: CSA La Xusticia, C/ Valentín Ochoa Nº 5 La Felguera Fecha y hora: 22 junio 2017 a las 19.00h
Acto: presentación del libro, "La CNT asturiana durante la Transición española" Héctor González Pérez A mediados de 1975, tras casi 40 años de inactividad, se reconstruía en Asturias la Confederación Nacional del Trabajo (CNT ).
 Apenas unas decenas de militantes provenientes de las Comunas Revolucionarias de Acción Socialista (CRAS ), de grupos autónomos y viejos cenetistas volvían a poner en marcha los engranajes confederales con el objetivo de situar a la CNT en el primer plano sindical y social de la región. En poco más de un año, la CNT asturiana lograba aglutinar a varios miles de afiliados, principalmente en Gijón, Oviedo y La Felguera, y potenciar y dinamizar importantes conflictos, como la huelga de la construcción de 1977 o las movilizaciones en la sanidad.
 A partir de 1979, el sindicato se vería fuertemente afectado por disputas y enfrentamientos internos relativos a las fórmulas de desarrollo de la organización y su implantación en el mundo laboral, que lo harían languidecer desde mediados de los 80. El presente libro es el primer trabajo monográfico sobre el anarcosindicalismo asturiano en más de 30 años y la primera obra que se acerca al estudio de la CNT asturiana en la Transición.
Con una gran cantidad de documentación, prensa y sobre todo, entrevistas a antiguos militantes cenetistas, La CNT asturiana durante la Transición española constituye una obra indispensable para aquellos que tengan interés en la Transición, el anarquismo o el sindicalismo o para quienes meramente sientan la curiosidad de saber qué fue lo que aconteció con una de las organizaciones sindicales más originales y combativas de la España del siglo XX.