Facebook CNT Pto.Real

viernes, 16 de marzo de 2012

ANTONIO MOLINA VAZQUEZ ANARQUISTA ONUBENSE

El 15 de marzo de 1910 nace en Encinasola (Huelva, Andalucía, España), en una familia humilde, el anarquista y anarcosindicalista Antonio Molina Vázquez. Huérfano de padre, emigró con su madre y sus hermanos (Francisco y Hilaria) a la comarca minera de Riotinto y toda su familia se estableció en Nerva, donde se introdujo en el movimiento anarquista.
A partir de 1929 se puso a hacer trabajo como ajustador de segunda a la fundición «Riotinto Limited» y se afilió a la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) y a la Federación Anarquista Ibérica (FAI), destacando como militante. Cómo que consiguió una importante cultura autodidacta, fue maestro de los obreros que tenían inquietudes y se caracterizó como defensor de los derechos de los mineros. Fue secretario de la CNT de Nerva y representó los mineros de Riotinto con los diálogos con la patronal. A raíz de los hechos de octubre de 1934 fue detenido y encarcelado en Huelva. Después de levantamiento fascista de julio de 1936, dirigió con Antonio Guerrero González (El Sastre) una columna de mineros que, bastante reforzada con grupos de personas que huían de las tropas franquistas, llegó a Madrid el agosto y se reconvirtió en la Columna-Batallón Andalucía-Extremadura, más tarde llamada Columna Libre Espartacus --77 Brigada Mixta del Ejército Regular de la República después de la militarización de las milicias.

 Después dirigió un batallón de la 77 Brigada y encabezó la 110 Brigada Mixta, que luchó en Extremadura. En diciembre de 1937, al salir de la Escuela de Guerra, fue nombrado comandante, y el marzo de 1939 fue ascendido a coronel en cabeza de la 13 División. Al final de la guerra, el abril de 1939 fue detenido en el puerto de Alicante y encarcelado en la prisión de San Miquel de los Reyes de Orihuela y el 31 de junio de 1939 trasladado a la madrileña de Yeserías. El 22 de abril de 1940 en Madrid fue condenado en un primer consejo de guerra a muerte, pero la pena fue conmutada el 8 de mayo por carencia de pruebas. Contó con informes favorables de personas de derechas a las cuales había salvado la vida. El 16 de noviembre de 1940 fue trasladado a la prisión onubense, donde se integró en el comité clandestino de la CNT y de la Unión General de los Trabajadores (UGT), formado en la prisión por Manuel Álvarez, Luciano Suero Serrano y Francisco López de Real. El 31 de mayo de 1943 fue nuevamente condenado a muerte por «adhesión a la rebelión militar». Antonio Molina Vázquez murió de hambre --oficialmente «colapso circulatorio»-- el 14 de mayo de 1945 a la prisión onubense (Andalucía, España), un día antes de salir en libertad.

No hay comentarios: