Facebook CNT Pto.Real

viernes, 16 de marzo de 2012

FRANCISCO MAROTO DEL OJO ANARQUISTA GRANADINO

El 15 de marzo de 1906 nace en Guadix (Granada, Andalucía, España) el anarquista y anarcosindicalista Francisco Maroto del Ojo. Ebanista de profesión, militó en el Sindicato de la Madera de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT). En 1931, cuando llegó la II República española, hizo un mitin en Madrid con Manuel Pérez Fernández. En abril de 1932 fue detenido en Granada acusado de «dinamitero» y de ser uno de las cabezas de la huelga general revolucionaria que implicó el asalto del diario Ideal y del incendio del casino; por estos hechos fue juzgado el 5 de agosto, con 11 compañeros, pero fue liberado. El septiembre de aquel año representó los sindicatos granadinos en el Congreso de Sevilla de la Regional andaluza, donde se opuso con éxito a la aprobación de un programa de comunismo libertario.

 El julio de 1933 fue detenido acusado de «conjura contra la II República», pero fue soltado todo de una. A finales de 1934 vivía en Madrid y trabajaba en la construcción. Poco antes de la guerra civil se trasladó a Alicante. En el Congreso de Zaragoza de 1936 de la CNT representó el Sindicato de la Madera alicantino. Cuando estalló la guerra encabezó la Columna de Milicias que traerá su nombre («Columna Maroto») y después la 147 Brigada Mixta, que operaba en la zona de Guadix, al este de Granada y en Córdoba. Profundamente contrario a las maniobras comunistas y republicanas, se enfrentó a Gabriel Morón Díaz, gobernador almeriense. El 18 de febrero de 1937 atacó violentamente en un mitin cenetista al Teatro Cervantes el citado gobernador de ideología socialista, el cual lo detuvo y lo mandó encerrar en el barco «Jaime Y» en el puerto almeriense y después en un cuartel de ametralladoras de Baza. El 4 de enero de 1938 fue juzgado en Baza por el Tribunal Permanente del Ejército de Andalucía por un delito de «sedición militar», condenado a muerte bajo la acusación de «inteligencia con el enemigo» y detenido en Baza.

Gracias a las presiones cenetistes y populares, el Tribunal Supremo ordenó en febrero de aquel año la revisión del proceso. En esta época se reunió con Joan García Oliver en Baza para idear un plan guerrillero («Operación Camborio»). El marzo de 1938 se anuló la sentencia y fue rehabilitado, pero se le retiró el mando de la brigada. Después, durante una ofensiva, se fracturó una pierna y tuvo que permanecer hospitalizado en Almería y en Guadix. El agosto de 1938 asistió como delegado de Baza al Pleno del Movimiento Libertario andaluz y en septiembre de aquel año al Pleno del Comité Regional a Baeza, donde polemizó con Carlos Zimmerman y apoyó la candidatura de Manuel Pérez Fernández para secretario de la Regional de Andalucía. Al acabar la guerra, fue encerrado en el campo de concentración de Albatera, de donde consiguió huir y llegar a Alicante, pero fue detenido. Francisco Maroto del Ojo fue torturado salvajemente por los falangistas, juzgado y condenado a muerte por «rebelión militar» y fusilado el 12 de julio de 1940 en Alicante (Alicantino, País Valenciano).