Facebook CNT Pto.Real

sábado, 17 de marzo de 2012

JULIAN FLORISTAN ANARQUISTA RIOJANO

 El 16 de marzo de 1905 nace en Haro (La Rioja, España) el anarcosindicalista Julián José María Floristán Urrecho. Nacido en una familia humilde y huérfano de padre, abandonó la escuela antes de tener los 10 años y a los 14 empezó a trabajar de aprendiz de carpintero. A partir de 1920 empezó a militar en la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) de Haro y el enero de 1926, al hacer los 20 años, para eludir el servicio militar, marchó a Miranda, desde dónde, después de hacer contacto con el anarquista Laurentino Tejerina, se trasladó clandestinamente a Francia. Residió en Donibane Lohizune y a Biàrritz, hasta que las dificultades económicas para encontrar trabajo lo obligaron de volver a la Península: en septiembre de 1927 hacía trabajo en los ferrocarriles de Burgos como carpintero y en 1929 pasó una temporada en las navarras Carcastillo y Tafalla.

Este mismo año se instaló en Santa Coloma de Gramenet, donde fue delegado del Comité Pro Presos, intervino en la fundación de la Casa del Pueblo, fue corresponsal de Solidaridad Obrera y distribuidor de la prensa anarquista. Falto de trabajo, en 1933 se estableció en Palma (Mallorca, Islas Baleares), donde llegó a ser secretario de la Federación Local de CNT, miembro del Ateneo Racionalista de la barriada de Santa Catalina, responsable del semanario Cultura Obrera y corresponsal de Solidaridad Obrera; también sufrió un proceso por delito de prensa. En 1936 marchó a Valle-de-robles (Matarranya, Franja de Ponente) y asistió en el congreso de aquel año como delegado cenetista por Torre de la Cuenta. Cuando estalló la Revolución de julio, se trasladó rápidamente a Torre y Gandesa, e intervino en el sofoco del levantamiento fascista en Villalba de los Arcos.

Después se sumó a la columna constituida en Tarragona para liberar Aragón, participando en la presa de Calaceita y llegando hasta Valle-de-robles. Este mismo mes de julio se unirá a la columna Carod-Ferrer, que acabó abandonando por discrepancias con la cabeza, pasando a encargarse como secretario general de las colectivizaciones de 19 pueblos de la zona de Valle-de-robles. Al producirse la ràtzia de los estalinistas de Enrique Líster contra las colectividades, se vio forzado a esconderse, hasta que consiguió llegar a Lécera, donde se unió a la Brigada Confederal 117, integrándose en los servicios de Intendencia; más tarde, formó parte del Batallón Remiro. El 9 de febrero de 1939 pasó en Francia por Bourg-Madame y paso por  los campos de concentración de Mauzat, Vernet y Siete-fuentes. Más tarde acabó en las compañías de trabajadores de extranjeros, de una de las cuales desertó por los Pirineos, acabando en Fumel. Después de la Liberación, trabajó a Frontonh y Sala, para asentarse definitivamente en Royan.

 En el Estado francés militó en la CNT, participando en varias actividades orgánicas: secretario de la comarcal de Valle-de-robles en el exilio durante muchísimos años; presencia en el Congreso de París de 1945 y en varios plenos de la regional de Tolosa; secretario general de la CNT de Fumel entre 1945 y 1947, de Frontonh --y de Solidaridad Internacional Antifascista (SIA)-- y de Royan, desde 1954; secretario de administración de la regional tolosana entre 1947 y 1949; etc. Desde 1931 fue asiduo de la prensa libertaria, publicando artículos, bajo varios pseudónimos (Royan, Urrechu, Florián, Riojano) en Accion Directa, Boletín de los GG de Defensa Confederal, Boletín Interno, Boletín Interno CIR, Cenit, CNT, Combate Syndicaliste, Cultura y Acción, Cultura Obrera, Espoir, Ideas, Nervio, Nuevo Aragón, Solidaridad, Solidaridad Obrera, Tierra y Libertad, Umanità Nueva, Umbral, etc. Colaboró en el libro Comarcal de Valderrobres (1971) y es autor su memorias Cosas vividas (1971). Julián Floristán murió el 19 de mayo de 1997 a Royan (Poitou-Charentes, Francia).

No hay comentarios: