Facebook CNT Pto.Real

viernes, 30 de marzo de 2012

LA POLICIA CARGO CONTRA EL 15M Y CNT ANTE LA PETICION DE CCOO Y UGT


(la foto no pertenece al articulo) Varias decenas de policías antidisturbios caragaron ayer  tarde contra medio millar de manifestantes convocados por el movimiento 15M para impedir que se uniesen a la marcha que se celebra en Oviedo organizada por los sindicatos mayoritarios y que ha reunido a decenas de miles de personas.

La Policía había establecido un cordón para evitar que se produjesen enfrentamientos entre los sindicatos mayoritarios y los convocados por el 15M que portaban numerosas pancartas de la CNT y que intentaron incorporarse a la manifestación desde una calle perpendicular al recorrido de la marcha.

La actuación policial, que se produjo en las proximidades de la calle Viaducto Marquina, ha dejado varios contusionados y uno de los manifestantes del 15M ha sido detenido, según este colectivo.

Según la Policía, las direcciones de UGT, CCOO y USO en Asturias habían pedido que se impidiese a este colectivo unirse a la marcha que discurre por las calles del centro de Oviedo aunque finalmente pasadas las 19:30 horas los antidisturbios se han retirado y los manifestantes del 15M se han sumado a la movilización.

A los gritos de "Aquí estamos, nosotros, no pactamos" y "el pueblo unido jamás será vencido" varios cientos de manifestantes han roto el cordón policial, que los mantenía alejados una treinta de metros del recorrido de la marcha, momento en el que se ha producido la carga mientras numerosos integrantes de la manifestación sindical reclamaba de la Policía que les dejase incorporarse.

En declaraciones a los periodistas, un portavoz del movimiento 15M, Santi García, ha calificado de "provocación" la actitud de la Policía y de las direcciones de los sindicatos mayoritarios que, en su opinión, "sólo buscan blindar sus derechos".

García ha asegurado que los integrantes del 15M no se sienten representados por los sindicatos tradicionales por lo que descartan acudir al mitin final que se llevará a cabo en el Paseo de los Álamos y que optarán por celebrar una asamblea al finalizar la manifestación, que ha visto interrumpida su marcha durante casi una hora al quedar sus integrantes divididos tras los incidentes.