Facebook CNT Pto.Real

domingo, 31 de mayo de 2015

MELCHOR RODRIGUEZ GARCIA - DE LA CNT Y FAI DE SEVILLA


 Melchor Rodríguez García – de la CNT y FAI de Sevilla

El 30 de mayo de 1893 nace en el barrio de Triana de Sevilla (Andalucía, España) el destacado anarcosindicalista y anarquista Melchor Rodríguez García, también conocido como Manuel Amador y como El Decano, y por algunos como El Ángel Rojo. De familia pobre, pronto quedó huérfano de padre (Isidoro Rodríguez), obrero maquinista muerto en accidente en los muelles del Guadalquivir, y su madre (María García), trabajadora en una fábrica de cigarros y costurera, tuvo que flotar tres niños. Hizo primaria en el Hospicio Provincial de Sevilla, donde hizo de monaguillo. Durante su vida hizo de todo (calderero, torero, carrocero, ebanista, chapada, representante de seguros, etc.), Pero intentó seriamente ser una figura de la tauromaquia: debutó como torero el 5 de septiembre de 1915 con éxito en Sanlúcar de Barrameda, pero una pegada grave en la plaza de Tetuán de las Victorias de Madrid el 4 de agosto de 1918 le apartó de la arena y después de varios intentos en 1920 (Salamanca, Viso y Sevilla) abandonó definitivamente el toreo .

 Hacia 1920 estaba afiliado a la Sección de Automóviles del Ramo de la Madera de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) de Sevilla, junto con Pualino Díez Martín y Manuel Pérez Fernández. Sucedió Pérez Fernández en la presidencia del citado sindicato y poco después se instaló en Madrid. En 1920, prohibida la CNT, se afilió en la socialista Unión General de los Trabajadores (UGT) y conoció Largo Caballero e Indalecio Prieto, pero a la vez formaba parte del grupo anarquista "Los libertos» (Celedonio Pérez, Francisco Trigo, José Barrios, Guerra , Manuel López y Feliciano Benito) que actuaba en el Ateneo de Divulgación Social y que no era partidario de la «acción directa» y reivindicaba la «anarcohumanisme» y el «anarcopacifisme».

 En 1927 fue uno de los primeros militantes de la Federación Anarquista Ibérica (FAI) y cuando se creó el Sindicato de Carroceros cenetista se afilió inmediatamente y acaba como secretario. Tuvo el carné número tres de la Agrupación Anarquista de la Región Centro. En octubre de 1933 hizo mítines pro amnistía en Gijón y en julio de 1934 presidió el gran mitin de Madrid. En noviembre de 1934, con Celedonio Rodríguez, se entrevistó con Martínez Barrio y Vaquero para conseguir la libertad de doscientos cenetistas. Él mismo estuvo preso en numerosas ocasiones durante la monarquía y durante los años republicanos, tanto que era conocido por los carceleros como El Decano. En 1936 participó activamente el la huelga de la construcción madrileña. Entre el 5 de noviembre de 1936 y el 1 de marzo de 1937 fue Inspector General del Cuerpo de Prisiones del Ministerio de Justicia de Joan García Oliver. Con este nombramiento el ministro trataba de arrebatar las prisiones madrileños a la Consejería de Orden Público dirigida por el comunista Santiago Carrillo, con el fin de acabar con la política de sacadas indiscriminadas y de poder instaurar tribunales populares.

 En este periodo Melchor Rodríguez destacó por su digno comportamiento hacia los detenidos, por lo que fue acusado de quintacolumnista por los comunistas, por la denuncia de la existencia de checas estalinistas («Asunto José Cazorla», Consejero de Orden Público de la Junta de Defensa de Madrid); para eliminar las sacadas - prohibió sin su autorización expresa la salida de recluidos de las cárceles entre las 7 horas de la tarde y las 7 horas de la mañana -, y para oponerse contundentemente que 1.532 presos encerrados en Alcalá de Henares y en San Antón fueran asesinados - algunos muy conocidos, como Agustín Muñoz Grandes, Raimundo Fernández Cuesta, Peña Boeuf, Luca de Tena, Body Declané, Javier Martín Artajo, Serrano Súñer, Blas Piñar, Rafael Sánchez Mazas, Miguel Primo de Rivera, Margarita Larios, Valentín Gallarza, Raimundo Fernández-Cuesta. Así, desde el sectores derechistas lo bautizaron como El Ángel Rojo, seudónimo que él rechazaba.

El 8 de diciembre de 1936 frenó, después de siete horas de tira y afloja, la multitud que quería asaltar la cárcel de Alcalá de Henares y asesinar prisiones «nacionales» en represalia por los bombardeos de la aviación fascista en Madrid. El 1 de marzo de 1937 fue destituido de su cargo de delegado especial de prisiones por el gobierno del socialista títere del Partido Comunista de España (PCE), Juan Negrín. Más tarde, fue concejal de Cultura y primer teniente de alcalde de Madrid. Tuvo muchos amigo del mundo de la farándula y de la cultura, como los hermanos Álvarez Quintero, Emilio Carrere, Concha Espina, Manolo Caracol, La Niña de los Peines, Pastora Imperio, José María Pemán, Alfonso - que el fotografió en numerosas ocasiones -, etc. En 1938 se encargó de la gestión de los cementerios madrileños y como tal, el 13 de abril de 1938, se jugó la vida cuando consiguió que en el entierro de su amigo Serafín Álvarez Quintero se exhibiera un crucifijo cumpliendo su última voluntad. El 2 de marzo de 1939 fue enviado por el Comité Nacional del Movimiento Libertario Español (MLE) en Francia y el 28 de marzo de ese año, como último alcalde de Madrid nombrado por el coronel Segismundo Casado y por Julián Besteiro del Consejo Nacional de Defensa , fue el encargado de entregar la ciudad a las tropas franquistas. Al acabar la guerra, el 26 de agosto de 1941, fue condenado a 20 años y un día de prisión y no a la pena de muerte, gracias a muchos testimonios de diestros (general Muñoz Grandes, Fernández Cuesta, Martín Artajo, etc. ) que declararon a su favor recordando el espléndido comportamiento como director de las prisiones republicanas.

 Finalmente, gracias a la gestiones del general Agustín Muñoz Grandes, pieza clave del Ejército y mano derecha de Franco durante años, sólo purgó cinco años en la prisión del Puerto de Santa María. Durante la posguerra, rechazó propuestas de cargos en el sindicato vertical franquista y militó en la CNT clandestina, apoyando el Comité Nacional cenetista de Enric Marco Navidad. Fue detenido y encarcelado dos veces por "difusión de propaganda política ilegal» y en 1947 para ayudar presos anarquistas. Durante los años cincuenta y sesenta continuó militando en la CNT y en 1965 se opuso radicalmente a las maniobras del cincopuntismo. En estos años formó parte de varios comités, asistió a numerosos comicios regionales y nacionales cenetistas, sufrió 34 detenciones, etc. Algunos criticaron que aceptara una condecoración del franquismo por sus actuaciones como director de prisiones durante la guerra civil y que confraternizar con algunos caciques del franquismo - en 1956 el falangista José Antonio Girón de Velasco le dedicó un libro llamándolo «vanguardista infatigable en la batalla por la Justicia y por la Libertad del Hombre ».

 Colaboró ​​en diversas publicaciones, como Campo Libre, Crisol, ¡Desperta!, Frente Libertario, Proa, ¡Rebeldía!, Redención, La Tierra, etc. También escribió letras de pasodobles y de cuplés, entre otros, con el maestro Padilla. Durante los últimos años de su vida trabajó en una compañía de seguros («La Adriática») y vivió con su antiguo compañero de plaza, el banderillero Castillito, y la esposa de éste. Melchor Rodríguez García murió el 14 de febrero de 1972 en Madrid (España) y insólitamente las autoridades franquistas permitieron que su ataúd fuese cubierto con la bandera roja y negra y que se cantara A las barricadas durante su entierro en el cementerio madrileño de San Justo, por el contrario, un grupo de falangistas, que también acudieron al sepelio, rezaron por su alma. En julio de 2008 una calle de la barriada de San Cayetano de Sevilla fue bautizado con su nombre.

sábado, 30 de mayo de 2015

MUTUALIA LLEVA A LAS VICTIMAS DEL AMIANTO A LOS JUZGADOS


Mutualia lleva a las víctimas del amianto a los juzgados

DANILO ALBIN

 @danialri

 BILBAO.- El “arrantzale” Juan Mari Barrenetxea pasó la mayor parte de su vida en embarcaciones pesqueras. Sin saberlo, durante cuarenta años estuvo en contacto permanente con el amianto, un producto cancerígeno que se empleaba sin control en distintas industrias, incluida la naval. Juan Mari murió el 9 de mayo de 2012, víctima de un mesotelioma pleural. Hasta el último día luchó contra la muerte, pero –al igual que otros tantos trabajadores vascos- fue derrotado por esta grave enfermedad. También tuvo que pelear contra Mutualia, que se negaba por todos los medios a reconocer el origen profesional de su dolencia.

Esta reconocida mutua –considerada como una de las principales de Euskadi- no sólo amargó los últimos meses de vida de Barrenetxea. Según denuncia la Asociación de Víctimas del Amianto de Euskadi (ASVIAMIE), la empresa ha interpuesto innumerables recursos contra los trabajadores que estuvieron expuestos al amianto y que ahora sufren sus graves consecuencias. “Quieren evitar a toda costa que se reconozcan estos casos como enfermedades profesionales. Tampoco quieren asumir los costes del aseguramiento, o mejor dicho, prefieren que los asuma la Seguridad Social”, resume Jesús Uzkudun, portavoz de ese colectivo.

Los casos más recientes han sido los de un panadero y un chapista, ambos fallecidos a causa del amianto. En sendas sentencias, los juzgados de Bilbao han rechazado los intentos de Mutualia para tratar de ocultar sus enfermedades. Frente a ello, ASVIAMIE ha destacado que ambas resoluciones judiciales “dejan claramente al descubierto la actividad obstruccionista” de la mutua, a la que acusa de “no reparar en el sufrimiento que generan sus demandas judiciales en las víctimas del amianto”.

“En realidad, Mutualia no tiene un comportamiento diferente al resto de las mutuas. Todas ellas son, como decimos los vascos, ‘antzeko-parecido’. Lo que ocurre es que esta empresa tiene un mayor nivel de demandas; por eso se resiste”, afirma Uzkudun a Público. “En ese terreno –continúa-, Mutualia se defiende como gato panza arriba frente a nuestras justas reivindicaciones”.

Amenazan con protestas

​En ese sentido, el representante de ASVIAMIE ha dicho que tanto los enfermos como los familiares de los fallecidos –en lo que va de año ya han muerto nueve ex trabajadores vascos por culpa del amianto- están dispuestos a “organizar concentraciones” frente a la mutua, tal como ya hiciera el sindicato CCOO. “Eso sí que les duele”, apunta Uzkudun, quien advierte sobre las difíciles situaciones que atraviesan las víctimas. “Si ya tienen bastante desgracia con la enfermedad –subraya-, ahora se ven obligadas a pasearse por los juzgados, con la angustia que supone cada demanda judicial”.

De acuerdo a diversos estudios, el sufrimiento irá en aumento: se calcula que 25 mil trabajadores vascos estuvieron en contacto con el amianto durante los últimos 30 años, sin ningún tipo de control ni prevención. Todos ellos son víctimas en potencia del cáncer de pleura, una enfermedad tan dolorosa como terminal. Según un informe del sindicato LAB, en los próximos 20 años se producirán entre 6.000 y 10.000 muertes de obreros. Sus condenas ya están escritas.


ANTONIA FONTANILLAS BORRAS - MILITANTE ANARQUISTA

 
Antonia Fontanillas Borrás   militante anarquista
 El 29 de mayo de 1917 nace en Barcelona (España) la militante anarquista y anarcosindicalista Antonia Fontanillas Borrás. Hija de militantes y nieta de los destacados libertarios Francesca Saperas Miró y Martín Borrás Jover. Con ocho años emigró con su madre y hermanos en México. Asistió a la escuela durante seis años y se volvió una gran lectora, especialmente de literatura social y libertaria. A raíz de la expulsión de su padre de México en 1933, toda la familia regresó a Cataluña. Encontró trabajo en una empresa litográfica y se adhirió a la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) y las Juventudes Libertarias, y fue elegida delegada de la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias (FIJL) de Artes Gráficas. Cuando estalló la guerra, intentó enrolarse como miliciana en la expedición a Mallorca y acabó como administrativa en el diario Solidaridad Obrera de Barcelona. Tras la victoria franquista restó en Barcelona, ​​participó en la FIJL ya su casa se compusieron varios números clandestinos de Solidaridad Obrera - al menos 14 números entre enero y noviembre de 1945.
 El periódico estaba redactado por Joan Domenech, José Lamesa y Arturo Benedicto, miembros del Sindicato de Artes Gráficas; compuesto por miembros de las Juventudes Libertarias (José Nieto, Meana, Marina Herreros, Antonia Fontanillas) y se imprimía entonces en una pequeña imprenta del compañero Armengol en el barrio de Gracia. Después colaboró ​​en el clandestino Ruta (1946-1948) y fue responsable de las relaciones entre los presos y el abogado. En estos años de clandestinidad se convierte en la compañera de Diego Camacho Escámez. Cuando éste fue liberado de la cárcel y se exilió en Francia en 1953, meses después también cruzó la frontera y la pareja se estableció en Brezolles y luego en Clermont de Auvernia en 1954, donde militó activamente en la CNT , en el Movimiento Libertario Español (MLE) y en grupo artístico local. En esa época mantuvo contactos con el grupo guerrillero de Quico Sabaté. En 1957 fue una de las responsables del Boletin Regional de la FIJL, participar activamente en los campings anuales organizados por las Juventudes Libertarias francesas y españolas. 1958 se separa de Diego Camacho y con su hijo Ariel se instalan en Dreux. En 1960 se unió a Antonio Cañete Rodríguez y continuó con múltiples actividades orgánicas y culturales. Además de participar en un grupo teatral, redactó el boletín Surco (1966-1967, publicado en francés, español y esperanto).
 Militante de la Federación Local de CNT de Dreux hasta su disolución. Entre 1966 y 1969 su compañero estuvo encerrado en la Península y permanecerán juntos hasta la muerte de éste en 1979. Militó en las Agrupaciones Confederales, que reagrupaban los militantes editores del periódico Frente Libertario. Tras la muerte de Franco, participó en todos los congresos de la CNT entre 1979 y 1983, en los de los escindidos y en los de la Confederación General del Trabajo (CGT) entre 1983 y 1997. Ha participado en numerosas conferencias, exposiciones, jornadas libertarias, presentaciones de libros en la Península y Europa (Francia, Italia, Luxemburgo, etc.) Y ha colaborado en diversas tareas del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Anarquismo (CIRA), del que es miembro, y en numerosos trabajos de investigación histórica sobre el movimiento libertario.
Consecuente con sus convicciones anarquistas se mantiene independiente y crítica y abvoca por un acercamiento de las diversas fracciones libertarias que acentúe las afinidades sobre las divergencias. Bajo varios seudónimos (Tona, AF Borrás) ha colaborado en numerosas publicaciones: Action Libertaire, Anthopos, Boletín Amicale, Boletín Ródano-Alpes, CIRA, Le Combat Syndicaliste, confrontaciones, Espoir, Mujeres Libertarias, El Chico, Nueva Senda, Rojo y Negro, Ruta, Surco, Volontà, CNT, Solidaridad Obrera, etc. Es autora de numerosas obras, como Testigo sobre Germinal Gracia (1992, inédito), Desde uno y otro lado de los Pirineos (1993, inédito), Francisca Saperas (1995, inédito), De lo aprendido y vivido (1996, inédito en castellano, pero editado en italiano por Volontà), Mujeres Libres. Luchadoras libertarias (1998, con otros), Lola Iturbe: vida e ideal de una luchadora anarquista (2006, con Sonya Torres); también hizo la introducción del libro de Víctor García contribuciones a una biografía de Raúl Carballeira (1961), participó con su testimonio en el libro clandestinidad libertaire en Espagne: la presse (1994) e intervino en la preparación de una antología sobre Luce Fabbri (La libertad entre la historia y la utopía, 1998). Participó en el número especial del centenario de Solidaridad Obrera (núm. 334 de mayo de 2007) editado por la CNT y en unas jornadas organizadas por la CGT sobre la historia de "Mujeres Libres» en octubre de 2007. Actualmente vive en Dreux, cerca de París.

jueves, 28 de mayo de 2015

CONCENTRACION CONTRA THE PHONE HOUSE EN MOTRIL

 
Concentración contra The Phone House en Motril
Desde la CNT-AIT de Motril convocamos para este sábado 30 de Mayo una concentración en The Phone House ante la petición de solidaridad de l@s compañer@s de la sección sindical de CNT-AIT Madrid en dicha empresa.
Se empezará a las 11:00h en la tienda de dicha cadena situada en C/ Nueva (frente a Radiovision).
¡Por la reubicación y el cese inmediato de despidos!
¡¡Ante la tiranía NUNCA CONFORMES!!
Fuente: CNT-AIT  MOTRIL

LA POLITICA

 
LA POLÍTICA
La política es un tema
de ignorantes y de “sabios”;
unos mienten con sus labios
otros creen en su lema.
 
Luego viene aquel problema
de los miembros sin empleo
y se pone el lío feo
cuando nace la sorpresa
que sepulta la promesa
a pesar del remeneo.
 
Aunque voten empleados
y se cambien las botellas,
siempre existen las querellas
de votantes olvidados
que se sienten defraudados
y se cambian de partido;
en su vano cometido
de creer en esa gente,
otros juegan con su mente
por el voto y luego olvido.
 
 Hay un túnel sin salida
en el hambre de los pobres
que reciben unos sobres
y las fundas de comida,
para ver si alguien olvida
por su estómago vacío
y la bulla del gentío
que no piensa en el mañana,
al tirar por la ventana
dignidad con desvarío.
 
Se repite el mismo cuento
en los tiempos de elecciones,
nadie aprende las lecciones
que se fueron con el viento
y renace el descontento
de personas ignorantes
que utilizan los farsantes
para ser los funcionarios
que se vuelven millonarios
olvidando a los votantes.
 
Copyright © 2011 José Luis Calderón.
Del libro Raíces de la Marea.

miércoles, 27 de mayo de 2015

HISTORIA DE LOS SIMBOLOS ANARQUISTAS Y DEL MOVIMIENTO OBRERO REVOLUCIONARIO

 
Historia de los símbolos anarquistas y del movimiento obrero revolucionario.
El anarquismo siempre ha defendido una amplia, y a veces vaga o difusa, postura política. Las razones de esto son sensatas; los programas crean dogmas rígidos y sofocan el espíritu creativo de la rebelión. Según las mismas líneas y con los mismos problemas, los Anarquistas han rechazado el liderazgo “disciplinado” que se encuentra en muchas otras agrupaciones políticas de la izquierda. La razón de esto también tiene sentido; el liderazgo basado en la autoridad es intrínsecamente jerárquico. Parece también lógico que ya que los Anarquistas han huido de todo lo estático, ellos también huirían de los símbolos y los iconos. Aunque esta es una explicación del origen de los símbolos anarquistas, evasivos e in-concluyente, el hecho es que los anarquistas han usado el simbolismo en su rebelión contra el Estado y el Capital, no sólo la bandera negra, sino también la A en el interior de un círculo y la bandera roja-negra. La A dentro del circulo, son pintadas en las paredes o bajo los puentes de todo el mundo; los punks siempre las llevan en su ropa y la pintan en el cemento a medio secar. Las banderas negras y rojas-negras resucitaron en Rusia y en Europa tras la caída del socialismo de estado y siguen ondeando en la mayor parte del mundo.  Así pues, el movimiento anarquista tiene varios símbolos asociados con él. Los más famosos son la A dentro del círculo, la bandera negra y la bandera roja-negra. Este apartado intenta contar la historia de estos símbolos.
Es bastante irónico que uno de los símbolos originales anarquistas fue la bandera roja (historiadores anarquistas como Nicolás Walter y Heiner Becker apuntan, “Kropotkin siempre prefirió la bandera roja”). Esto no debe sorprender puesto que el anarquismo es una forma de socialismo y surgió del movimiento socialista general y el movimiento obrero. Raíces comunes implicarían un imaginario común.  Sin embargo, como el socialismo establecido del siglo XIX derivó en socialdemocracia o en el socialismo de estado de los Marxistas revolucionarios, los anarquistas desarrollaron sus propias imágenes de rebelión, que comienza con la Bandera Negra.
En este apéndice presentamos una corta historia de los símbolos más famosos, las banderas Negras y roji-negras así como la A en el interior del círculo. Nos gustaría indicar que este apéndice se basa en el ensayo de 1995 de Jason Wehling “El Anarquismo y la Historia de la Bandera Negra”. De más está decir, que este apéndice no cubre todos los símbolos de anarquistas. Por ejemplo, recientemente la bandera roja-negra se ha hecho complementaria por la bandera verdinegra del movimiento Ecologista. Otros símbolos populares son el “Gato Salvaje” de los IWW, la Rosa Negra y la irónica “pequeña bomba negra” (entre otros). Sin embargo, nos concentramos aquí en los más famosos.  La verdadera historia de la A en un círculo. A + O = Anarquía es Orden. Ya está difundida la A metida en un círculo y es tan conocida y reconocida que ha terminado por ser considerada como un símbolo tradicional, con dar la impresión de ser “de siempre”. Así, por ejemplo, la revista americana Fight the State (1997) cree ver una A en un círculo en el casco de un miliciano anarquista en la revolución española. Incluso alguno pretende remontarse a Proudhon…  En realidad, la A es poco más que una advenediza de la iconografía libertaria: la A en un círculo nace en 1964 en París y en 1966 en Milán. ¿Dos fechas y dos lugares de nacimiento? Sí, y veremos como. Efectivamente, es en abril de 1964 cuando en el boletín interno de las Jeunesses Libertaries    (Es decir, de los jóvenes anarquistas franceses: cuatro gatos, en esa época, los jóvenes anarquistas en Francia, como en Italia) aparece la propuesta de un signo gráfico para el conjunto del movimiento anarquista, más allá de distintas tendencias, grupos y federaciones. ¿Por qué esta propuesta? Nos han empujado dos motivos principales: sobre todo facilitar y hacer más eficaz las pintadas y carteles y, además, asegurar una mayor presencia del movimiento anarquista a los ojos de la gente y un carácter común a todas las expresiones del anarquismo en sus manifestaciones públicas.
Más concretamente, se trataba, para nosotros, de encontrar un medio práctico que consintiera, por un lado, reducir al mínimo el tiempo empleado para firmar nuestros eslóganes en las paredes y, por otro, elegir un signo suficientemente general como para poder ser adoptado por todos/as los/as anarquistas. La sigla propuesta por nosotros nos parece responder a estos criterios. Asociándola constantemente a las expresiones verbales anarquistas terminará, por un conocido automatismo mental, evocando en la gente, por sí sola, la idea del anarquismo. El signo gráfico propuesto es una A mayúscula inscrita en un círculo. ¿Por qué? Quizá por la derivación del ya extendido símbolo antimilitarista, en el que la “pata de gallina” se sustituye por la letra inicial de la palabra anarquía en todas las lenguas europeas. Quizá por otras sugestiones. Por ejemplo, el secretario de la Alliance Ouvriére Anarchiste (una minúscula federación anarquista de lengua francesa), Raymond Beaulaton, me escribió, en 1984, que, desde 1956-57, los primeros miembros de la AOA usaban en su correspondencia, después de la firma, una sigla que era primero una A inscrita en un círculo, a su vez inscrita en otra A (para dar efectivamente AOA), convertida después en doble A inscrita en una O. Lo cierto es que el primer uso “público” de la en un círculo por parte de tal Alliance aparece en junio de 1968 en su boletín ciclo estilado L’Anarchie.
Pero, volvamos a 1964. La propuesta de las Jeunesses Libertaires no da, en el momento, ningún fruto. En diciembre del mismo año la A en un círculo reaparece en el título de un artículo firmado por Tomás Ibáñez, en el periódico Action Directe, editado por el mismo grupo de jóvenes anarquistas que, en el a citado boletín de ocho meses antes, habían propuesto aquel signo identificativo. Pero, de nuevo, ninguna réplica en el movimiento anarquista francés (ni mucho menos, internacional). Es preciso esperar hasta comienzos de 1966 para que el símbolo de la A circulada, propuesto por las Jenuesses Libertaires, sea retomado y utilizado, de manera en un principio “experimental”, después regular, por la Gioventú Libertaria de Milán, un grupo de jóvenes anarquistas, que tenía relaciones fraternas con los jóvenes parisinos, con quienes había constituido una efímera, pero altisonante Federación Internacional de Jóvenes anarquistas Libertarios. Es desde entonces cuando el signo comienza su vida pública.
Primero en Milán, donde se convierte en firma corriente en los panfletos y carteles de los jóvenes anarquistas, para después volver a Francia y difundirse bastante rápido en el resto del mundo. Marianne Enckell dice que no hay prueba del uso de la A circulada en el mayo parisino y haber encontrado escasas pruebas de su presencia fuera de Italia hasta 1972-73. Es a comienzos de los 70, cuando la A en el interior del circulo “explota” con una espontánea apropiación mimética por parte de los anarquistas en todo el mundo: un éxito estrepitoso que ha hecho decir a alguno que, si su inventor hubiera patentado la A   circulada, sería hoy multimillonario.
¿Cuáles son las causas de la rápida e intensa fortuna? Más o menos expresados por las JJSS. Es decir, por un lado, la simplicidad que hace de la A circulada uno de los símbolos más inmediatos, como la hoz y el martillo, la esvástica,… Por otro lado, un movimiento “nuevo”, joven, en expansión, que buscaba un signo unificador. Así, en ausencia de un símbolo gráfico anarquista se impuso de hecho la A en un círculo.
 Esta es la historia verídica de la A circulada, que está hecha a la vez de voluntad consciente y de espontaneidad. Un cóctel típicamente libertario. La bandera negra del Anarquismo Bandera (del latín drappellum) es un pedazo de textil usado como la insignia de un país o asociación. Con el pasar de los siglos, las corporaciones, clubes, entidades religiosas, militares, políticas y naciones empezaron a tener sus pabellones con los dibujos y colores previamente resueltos. Las uniones obreras también debatieron sus emblemas, aceptando en las asambleas sus banderas para producir una representación más grande de la clase. Los anarquistas nunca se dieron al trabajo de discutir en congreso y aprobar su “Pabellón”, los colores más  apropiados para expresar su filosofía de vida. Así como la palabra Anarquía adoptada por Proudhon, ya se uso por el siglo XIII el rey Philipe de Bel lo usaba para llamar a los/as desobedientes que se opusieron a él  la bandera negra de los anarquistas también ya había sido usada para demostrar el disgusto, la tristeza, la revuelta, el procedimiento de los políticos Parisinos. ¡ Izada por primera vez en la cima de la Cámara de París, en julio de 1830  las personas con la bandera negra  ellos deseaban expresar su rechazo al capitalismo, a los políticos, al Estado ! El eco producido era inmediato y los albañiles de Reims  escribieron en este emblema “trabajo o muerte”. El año siguiente, los  (obreros del textil) de Lyón, protestaron contra los patrones que solo les pagaban 20 patacos por 16 horas de trabajo, en estado de revuelta  ellos extendieron la bandera negra con el emblema “vivir trabajando o morir combatiendo”. El 21 de noviembre del mismo año los obreros volvieron a las calles de Lyón y fueron masacrados, pero no se asustaron, al contrario, incluyeron en la bandera un cráneo. En la insurrección de Dresde, Bakunin asió la bandera negra, y Luisa Michel, en Clamart.
En el año 1871, los comunistas usaron la bandera roja durante la revolución que dio origen a la Comuna de París, pero Jules Valtes propuso que se cambiase por la bandera negra, por ser “más radical y triste”. Luisa Michel apoyo y alguna vez defendió la idea de la bandera negra, y en 1882 (el 18 de marzo) haciendo los discursos en el primer cumpleaños de la Comuna dijo:” ¡no mas banderas rojas pintadas en la sangre de nuestros soldados! Yo ondearé la bandera negra que toma el luto de nuestros muertos y nuestros dolores”.Luisa Michel fue quien más influenció la adopción de este emblema, enrollando la bandera negra en su cuerpo “como si fuera una pantalla en un tallo”.
Pero fue en 1883, cuando Francia vivió la intensa agitación social, fue que el anarquismo adopto la bandera negra definitivamente. En el norte de Paraná, Brasil, los anarquistas italianos que vinieron a fundar la colonia Cecilia, en los años 1890-94, también izaron en la cúspide del árbol más alto la bandera negra que flotó al viento como el símbolo de la experiencia libertaria. Ya, por nuestro siglo, o más exactamente, en el curso de la revolución rusa de 1917, Néstor Makhno, anarquista y revolucionario ucraniano con un combativo ejercito popular formado por él para barrer del área las tropas de Denikin, Petliura y otros conservadores monárquicos. Makhno también llevó la bandera negra con un cráneo. En los años de 1918-22, Néstor Makhno y sus compañeros asieron la misma bandera en defensa de las comunas libertarias ucranianas, destruidas por el ejército rojo,   ordenado desde Moscú por Trostky y Lenin, los sepultureros de la revolución junto a Zinoviev y Stalin.
Casi dos décadas después, Buenaventura Durruti, con un pequeño ejército popular en Cataluña, asió la bandera negra con el pabellón anarquista. Pero la bandera negra produjo el impacto más grande cuando se ondeó en mayo de 1968, en París, sobre las barricadas de adoquines levantadas para enfrentar al poder y al gobierno. ¡Hace 137 años que la bandera negra ondeó por primera vez  en la Torre de la Cámara de París, exactamente cuando un mundo intelectual, revolucionario y obrero regresaron sus miradas nuevamente a la capital de Francia! Una vez más París fue la sede de una gran Convulsión social, con la bandera negra como pabellón. La movilización estudiantil pronto se generalizó, declarando la huelga general en toda Francia. Los obreros fueron arrastrados y empujados por el impacto del movimiento de los estudiantes libertarios, apoyados por 10 millones de huelguistas, los comunistas del PCF de nuevo, hicieron todo lo que pudieron para neutralizar un movimiento espontáneo que escribió su propia historia con el graffiti y encolando los carteles en las paredes del Estado, desafiando las autoridades y al poder gubernamental! Más de 32 años nos separan del Mayo Francés y la bandera negra ondea desafiante a todo poder y opresión, de París a Seattle, de Praga a Niza. Los anarquistasno ven esa bandera más que un símbolo que no involucra conquista u opresión. Porque la bandera negra es la negación de todas las demás, el viejo grito de “mi familia es la humanidad y mi patria el mundo”.Los libertarios/as ven en ella un símbolo alrededor del que ellos/as encuentran las ideas de emancipación social, de solidaridad. La bandera roja y negra del anarcosindicalismo surge como la unión en un mismo trapo de la bandera negra (anarquista) y la bandera roja (sindicalista).Hoy la podemos ver normalmente cosida en diagonal, sin embargo las primeras banderas rojinegras eran horizontales. La CNT invento esta bandera para poder representar en la calle al anarcosindicalismo. El símbolo del Gato Salvaje fue diseñado por Ralph Chaplin, una importante figura en los IWW de Estados Unidos, y es utilizado por todo el mundo como símbolo del sindicalismo radical. La figura del Gato Salvaje sugiere no debe extrañar la huelga salvaje, y también simboliza la lucha por locales contra los deseos o las ordenes de la burocracia sindical y la patronal. La bandera roja… La bandera primero apareció en 1768, en Londres, Inglaterra, como símbolo obrero durante la huelga de marinos.
Los huelguistas la usaron porque era la bandera de batalla de la Armada y los marinos la usaron porque iban a batallar a sus patrones. De nuevo, en Londres en el 1780, cuando 100,000 trabajadores marcharon a la prisión Newgate para incendiarla, el liderato multirracial portó la bandera roja. Su grito fue “fuera con todas las prisiones” porque la clase trabajadora era encarcelada con más frecuencia en esa prisión. En 1831, la bandera roja también fue parte de la clase trabajadora, esta vez en Gales, así como en la revolución para derrocar la monarquía durante la Revolución Francesa (1789-1794), especialmente durante la lucha en julio de 1791. Pero la adopción general de la bandera roja como el símbolo de la clase trabajadora ocurrió en 1848 cuando la bandera roja apareció espontáneamente en las barricadas de París, y entonces por toda Europa revolucionaria. Durante la Comuna de París de 1871- cuando los trabajadores primero ocuparon toda la ciudad por más de dos meses- la bandera roja de la clase trabajadora ondeó por todo París, se había convertido en el símbolo de emancipación. Para el 1892, dirigía las marchas del 1º de Mayo por todo Europa, Australia, América del Sur, Cuba y Japón. En 1889, el recién formado Partido Laborista de Gran Bretaña para ganar las masas, escribió una canción sobre la bandera roja, que se convirtió en el himno del Partido. Una de las mejores estrofas de esa canción dice: “La bandera del pueblo es profundamente roja, un manto de nuestros mártires muertos…la sangre de su corazón pintó todo su mano”. También en Italia, la canción “Bandiera Rossa” se convirtió en símbolo del 1º de Mayo. En esa canción escuchamos “En pie trabajadores, sus cadenas de esclavitud desaparecerán bajo la bandera escarlata”. En el 1917, la revolución bolchevique convirtió el símbolo de la clase trabajadora en el poder. Y al propagarse las revoluciones por todo el mundo en el próximo medio siglo desde China a Europa Oriental la bandera roja de la emancipación de la clase trabajadora fue enarbolada orgullosamente. El PLP recogió la bandera roja que había sido tirada al fango debido al fracaso del viejo movimiento comunista internacional… En 1971 el PLP reinició la tradición de celebrar revolucionariamente el 1º de Mayo en EE.UU.. como el día internacional de la clase trabajadora. Desde entonces, la enarbolamos con orgullo ya que la bandera roja es en verdad la bandera del internacionalismo proletario.
El Anarquismo:
Es un ideal que dice a las personas: sois libres. Por el solo hecho de serlo, y nadie tiene el derecho a extender sus manos sobre vosotros. Sois vosotros, vuestro  señor y el dios de vosotros mismos….
Estamos convencidos que la educación y la cultura son  las  mejores  herramientas  para  alcanzar la libertad  individual.

martes, 26 de mayo de 2015

FALLECE EL LIBERTARIO ANDALUZ EDUARDO ESCOT, DEPORTADO EN MAUTHAUSEN


Fallece el libertario andaluz Eduardo Escot, deportado en Mauthausen

 En la pasada madrugada del 23 de mayo fallecía por parada cardiaco-respiratoria en su domicilio de Rosny-sous-Bois, Francia, Eduardo Escot Bocanegra. Tenía 95 años de edad y era uno de los últimos republicanos andaluces y españoles que fueron deportados al campo de Mauthausen. Su muerte supone una enorme pérdida porque nos avisa de la definitiva extinción de los testigos presenciales del horror concentracionario nazi. Y siempre quedará la pregunta sobre si la sociedad y las instituciones estatales han reconocido lo suficiente a estas víctimas.

Eduardo Escot nació en 1919 en Olvera, en la sierra de Cádiz, en el seno de una familia jornalera “muy pobre y analfabeta”. Sin embargo, esta circunstancia, por otra parte muy extendida entre la población campesina olvereña, excluida de los servicios culturales más básicos, no impide que desde niño, Eduardo, muestre una gran sensibilidad por el estudio:

“Yo empezaba a aprender el oficio de zapatero, pero siempre con una afición terrible por estudiar mucho. Daba clases con un institutor muy interesante que se llamaba Don José Sepúlveda, este hombre daba clases de noche y este hombre fue fusilado el mismo día que entraban las tropas de Franco en Olvera, el mismo día fue fusilado cerca de su casa. Y el otro institutor que tuve, también fue fusilado. Así que de los dos maestros que yo he tenido en la escuela los dos han sido fusilados”

El otro maestro a quien se refiere es Antonio Juarino, y como el anterior, ambos de Izquierda Republicana. Este hecho no fue una particularidad local, pues conforme se iba extendiendo la sublevación militar, los maestros fueron uno de los principales colectivos destinatarios de la represión. El derecho a la cultura, a la formación humana e intelectual, había sido una de las reivindicaciones máximas de las organizaciones progresistas y revolucionarias que con tanta fuerza habían penetrado en las comarcas gaditanas desde finales del siglo XIX. La transformación social deseada empezaba por uno mismo. En este sentido, la instrucción era la herramienta más eficaz para combatir la miseria que atrapaba a buena parte de la población andaluza. Eduardo Escot responde a ese perfil de personas autodidactas y comprometidas socialmente desde muy jóvenes que tan hermosamente detalla Juan Díaz del Moral, entre otros, en su impagable obra Historia de las agitaciones campesinas andaluzas. Personas con un enorme sentido de la dignidad humana, que surgieron en muchos pueblos andaluces bajo las influencias del ideario libertario.

“Yo leí ya en mi pueblo a Víctor Hugo con 15, 16 años… Y con esa edad, por las noches en la casa, en el comedor de la casa de mis padres, yo leía los periódicos y había por lo menos 15 personas para escuchar.”

UN MITIN DE ÁNGEL PESTAÑA

Eduardo adquiere muy pronto conciencia social. Le parecía intolerable el sufrimiento y las penurias de su entorno familiar y no las asumía como consustanciales a la condición humana: “Olvera era un pueblo lleno de miseria donde solo podías comer de prestado. Yo me rebelé contra la miseria degradante que había en el pueblo. El ideal vino después. A mi me echaron del taller de zapatería donde aprendía a trabajar por revolucionario”. Bajo estas circunstancias, ingresa en la CNT en la primavera de 1936. En aquellos meses tuvo la oportunidad de conocer a un destacado líder anarcosindicalista por el que sentirá una honda admiración: Ángel Pestaña, histórico cenetista y fundador del Partido Sindicalista. Lo vio en dos ocasiones: una, en una conferencia en Olvera con motivo de la campaña electoral del Frente Popular en febrero de 1936. Y otra, en Sevilla, meses después, en un mítin en la plaza de toros con destacados dirigentes anarcosindicalistas. A pesar de su juventud, forma parte del comité de defensa local que se conforma el mismo día que los militares se sublevan contra el gobierno de la República. La Guardia Civil de Olvera se alinea con los golpistas y se enfrenta a los defensores de la legalidad republicana:

“Yo tenía dieciséis años y medio cuando empezó el movimiento, pero a pesar de ello, de los dieciséis años y medio,  formé parte, el 17 de julio, cuando estalló todo ya, del comité de defensa del pueblo. Estaba en la reunión con el alcalde de Olvera, José María Sánchez Reviriego, alcalde republicano, para decidir qué es lo que había que hacer contra el movimiento, y mientras estábamos reunidos, el jefe de la Guardia Civil telefoneó diciéndole al alcalde: mire usted, yo voy a sacar a las tropas por medidas de seguridad a los sitios estratégicos. Y él nos miraba con el teléfono puesto: No, no… que no salgan las tropas, yo no quiero las tropas. A pesar de que el alcalde dijo eso, salieron pegando tiros al aire.

Hubo unos tiroteos, tres muertos de nuestra parte; en la Guardia Civil parece que hubo uno o dos heridos, eso no puedo saberlo. Hubo dos muertos que cayeron al lado mío y yo me escape de los tiros, yo me escapé, de los tiros yo me escapé…

Nosotros nos defendimos en los barrios obreros unos cuantos días pero luego nos tuvimos que marchar… Estuve escondido unos siete días en las montañas cercanas, en un ranchito, con un amigo socialista de Olvera hasta que nos fuimos a Ronda”.

UNA SIERRA EN MANOS DE LA GUARDIA CIVIL

La situación en la Sierra de Cádiz fue muy inestable, puesto que la mayoría de sus localidades fueron controladas por la Guardia Civil afecta a la sublevación militar. Sin embargo, una columna republicana procedente de Ronda ejerció cierta presión sobre estos núcleos, llegando a ocupar Olvera durante unas horas el día 27 de julio, causando once bajas entre los sublevados. Un día después, la columna rebelde de Gómez Zamalloa entra en el pueblo. Se da inicio a un período de terror que se prolongaría durante algunos años dejando como saldo noventa y cinco víctimas mortales, documentadas hasta ahora, entre los republicanos.

En Ronda, Eduardo Escot, se incorpora a la columna “Ascaso”, liderada por el cenetista sevillano Manuel Mora Torres, para combatir por diversas zonas de la serranía. De allí se traslada a Málaga y es testigo de la famosa “Desbandá” que llevó a decenas de miles de personas por la carretera hacia Almería mientras eran bombardeados por tierra, mar y aire por los sublevados y sus aliados italianos y alemanes. Ingresa en los batallones regulares con el grado de teniente de transmisiones en el 598 batallón que comanda su amigo Manuel Mora Torres. En Madrid estudia unos meses en la Escuela Militar en el Palacio Real. Se incorpora al frente del Jarama y después a la carretera de Extremadura. Los frentes de Aragón y Cataluña serán sus últimos escenarios de batalla. En febrero de 1939 cruza la frontera francesa camino del exilio en compañía de una gruesa columna de hombres y mujeres desmoralizados: “El recibimiento al entrar en Francia fue catastrófico”.

DESTINO MAUTHAUSEN

El campo de concentración de Barcarès es su destino durante unos meses hasta que es obligado a alistarse en las Compañías de Trabajadores Extranjeros. Con la invasión alemana de Francia en mayo de 1940, la compañía de Eduardo es apresada muy pronto en la ciudad de Belfort. Tras varios meses como prisionero de guerra en el Stalag XI-D cerca de Hamburgo, se produce la deportación a Mauthausen, el llamado campo de los españoles en Austria, el 27 de enero de 1941 donde se le adjudica el número de matrícula 5.151 que llevará cosido en el traje rayado que aún conserva. Eduardo trabaja por unos meses en las célebres canteras del campo central de Mauthausen, escenario de las más crueles torturas y vejaciones que los SS infligían a miles de deportados convertidos en esclavos y en verdaderas piltrafas humanas que, en una buena proporción, tenían como último destino los hornos crematorios.

En el verano de 1941 Eduardo es trasladado a Bretstein, donde se construye un pequeño campo conformado exclusivamente por españoles. Localizado en un valle montañoso en la Estiria austriaca, lejos del campo central, Eduardo Escot y más de doscientos republicanos trabajarán, en unas condiciones terribles por las bajas temperaturas y la falta de alimentos, en la construcción de una carretera alpina. Un año después es destinado definitivamente al subcampo de Steyr donde se dedica a la fabricación de automóviles para el III Reich. Su estado físico se había deteriorado considerablemente a la par de la inmensa mayoría de deportados para pesar tan solo 35 kilos en el momento en que entran las tropas norteamericanas en Steyr el 5 de mayo de 1945.

UN RECONOCIMIENTO TARDÍO

Eduardo rehizo su vida en el exilio francés, en la ciudad de Rosny sous Bois, cerca de París donde fue acogido junto a 18 deportados españoles. En París conoció a su mujer, Aimée, con la que tiene dos hijos. Se dedicó, en un principio, a su oficio de zapatero para terminar trabajando en una empresa dedicada a la publicidad. Durante unos años siguió vinculado a la CNT en el exilio desempeñando algunas responsabilidades. Perteneció a la Federación Española de Deportados e Internados Políticos mientras tuvo actividad. Ha viajado en tres ocasiones a Mauthausen y ha sido uno de los impulsores del Memorial existente hoy día en la localidad de Bretstein, en la Estiria austriaca, donde se ubicó un comando de triste y sentido recuerdo para los republicanos andaluces y españoles.

En marzo de 2007, por iniciativa de entidades memorialistas, el Ayuntamiento de Olvera le tributa un emotivo homenaje junto a los otros dos olvereños, Cristóbal Raya y Pablo Barrera, muertos en el campo de Mauthausen. Se descubre una placa con sus nombres en el Centro Cultural La Cilla con la presencia de Eduardo y de los familiares de los deportados y amigos y vecinos. El 19 de marzo del mismo año, la Diputación Provincial de Cádiz distinguió a Eduardo Escot con la Placa de Oro por su defensa de los Derechos Humanos.

Con la muerte de Eduardo Escot se va extinguiendo una generación única en la historia contemporánea que rerpresenta muy bien el arraigo y pujanza del ideal y la cultura libertaria en Andalucía. En su biografía se condensan todo los grandes dramas del siglo XX: miseria, emigración, represión, guerra, exilio, deportación, trabajos forzosos, genocidio… a la vez que se personifican los grandes ideales de justicia, igualdad y libertad. Eduardo Escot siempre estuvo dispuesto a prestar su voz para hacer realidad la declaración llamada “Juramento de los Supervivientes” de Mauthausen en la que se apela a no olvidar a las víctimas y al deber de recordar. Su testimonio permanecerá como voz de alerta para no repetir los graves errores del pasado que siempre parecen acechar a la humanidad, en el documental sobre los andaluces en los campos nazis Memoria de las cenizas: https://vimeo.com/68386604 . De ahí la vigencia del legado: ¡Nunca más! Descanse en Paz.

(*) Ángel del Río Sánchez es delegado en Andalucía de la Amical de Mauthausen.


lunes, 25 de mayo de 2015

VICENTE BALLESTER TINOCO - ANARQUISTA DE CADIZ


Vicente Ballester Tinoco   anarquista de Cadiz

El 13 de junio de 1903 nace en Cádiz (Andalucía, España) el destacado militante anarquista y anarcosindicalista Vicente Ballester Tinoco. Hijo del obrero barnizador Rafael Ballester Ponce de León y de Mercedes Tinoco Galindo. Fue el hijo mayor de su familia y tuvo cuatro hermanas (Rafaela, Rosa, Carmela y Magdalena). Tras estudiar en el colegio de los frailes salesianos del barrio de La Viña donde vivía, empezó a trabajar aún niño como barnizador con su padre y luego como ebanista y carpintero, profesión que mantendrá el resto de su vida. Hacia 1920, influenciado por José Bonati, comenzó a militar en el movimiento anarquista y se integró en el grupo «Fermín Salvochea». 1922 intervino por primera vez en un mitin en Cádiz y representó los libertarios gaditanos en la reunión clandestina de El Arahal. El año siguiente fue nombrado vicepresidente del Ateneo Obrero y participó en el grupo editor de la revista Alba Roja. En 1924, en plena dictadura de Primo de Rivera, presidió el Sindicato de la Construcción de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) de Cádiz e hizo mítines en la ciudad. 1926 ingresó en la Logia Masónica Salvochea.

 En 1927 se casó con Ramona Sierra Estudillo, con quien tendrá cinco niños (Aurora, Rafael, Joaquín, José y Antonio). Ese mismo año fue uno de los reorganizadores del Comité Pro Presos y 1928 participó en el grupo anarquista "Germinal", con José Bonati, Elías García, José Lucero y Clemente de Galeno. En 1929 fue detenido por primera vez en Jerez y permaneció cerrado un mes y medio. En 1930 fue nombrado vicepresidente del Ateneo de Estudios Sociales y en junio de ese año representó la Logia Masónica Salvochea en una asamblea en Madrid, pero abandonó la francmasonería raíz de la Conferencia de Sindicatos de Sevilla de octubre de aquel año . Durante los años de la dictadura se formó culturalmente, estudiando los clásicos del anarquismo, participando en debates ideológicos - defendió la participación anarquista en los sindicatos frente del Movimiento Obrero Anarquista (MOA), de Diego Abad de Santillán, que luchaba por las esencias ácratas dentro de la CNT y se mostraba contrario al sindicalismo neutro -, e incluso entre 1928 y 1930 dio clases de esperanto en Cádiz.

Con la caída de la dictadura su figura pasó a primer plano y fue nombrado secretario del Sindicato de la Madera de Cádiz; representante gaditano en la Conferencia de Sindicatos Sevilla de 1930; miembro del Comité de Huelga gaditano en 1931, que lo llevó a la prisión en noviembre; delegado al Congreso de 1931 representa el Sindicato de la Madera de Cádiz y la Conferencia Regional Andaluza; secretario del Comité Regional de Andalucía de la CNT en 1932; miembro, con Rafael Peña García y Juan Arcas Moreda, del Comité Revolucionario andaluz de 1933 y por el que, a raíz de los hechos de Casas Viejas, fue cerrado ese año en Sevilla y Puerto Real; delegado en el Congreso andaluz de agosto de 1934 por Cádiz; secretario de la CNT de Andalucía 1934 en plena escisión treintista ; reorganizador, con Manuel Pérez, de la CNT de Cádiz en junio de 1935; representante del Comité Regional de Andalucía en el Congreso de Zaragoza de 1936 y en el que habló en el mitin de clausura; secretario de la Federación Local de Cádiz el julio de 1936; etc. Durante los años republicanos participó en numerosos mítines y conferencias (Madrid, Barcelona, ​​Zaragoza, Teruel, Santa Eulalia, Sevilla, Logroño, Paterna, Huesca, comarcas gaditanas, etc.) Y fue encarcelado numerosas veces (octubre 1931, 1933 y después de la revolución asturiana de octubre de 1934).

Fue discutido fuera de Andalucía por haber abrazado las tesis asturianas de la Alianza Obrera - en este punto cabe destacar el mitin que realiza, como secretario del Comité Regional de Andalucía de la CNT, el 24 de mayo de 1936 en la Plaza de Toros de Cádiz con el socialista Francisco Largo Caballero que fue criticado desde diversos sectores. Fue delegado por Cádiz en el Congreso de la CNT de Zaragoza de 1936, donde participó en la ponencia sobre comunismo libertario, exigió responsabilidades a Eusebio Carbó Carbó y participó en el mitin de clausura. Tan pronto se enteró del golpe de Estado de julio de 1936, fue a preparar la resistencia a Cádiz. Cuando llegaron las tropas africanas y la resistencia fue insuficiente, fue a su casa. Algunos vecinos le darán refugio, pero el 19 de septiembre fue denunciado y detenido de buena mañana en casa de un zapatero de la calle Celestino Mutis. Llevado por los falangistas en la comisaría de la calle Virgilio, fue juzgado sumariamente y condenado a muerte. Vicente Ballester Tinoco fue fusilado ese mismo día 19 de septiembre de 1936 en los fosos de las murallas de Puertas de la Tierra de Cádiz (Andalucía, España), junto con el zapatero que la había escondido.

Colaboró ​​en numerosas publicaciones libertarias, como Acción Social Obrera, CNT, ¡Despertad!, El Liberal, La Revista Blanca, Redención, Solidaridad Obrera, La Tierra, etc. Escribió novelitas, editadas en colecciones populares («La Novela Libre», «La Novela Ideal», etc.), Y reportajes de actualidad, como La tragedia vulgar de un hombre libre, Pepín (1927), El último cacique (1930), La voz de la sangre (1930 y 1998), El Asalto (1932), Escoria social (1932), Han Pasado los bárbaros. La verdad sobre Casas Viejas (1933 y 1997), etc. En 1997 se publicó en Cádiz, editada por José Luis Gutiérrez Molina, su obra completa bajo el título Se NACE hombre libre. La obra literaria de Vicente Ballester.

domingo, 24 de mayo de 2015

GANE QUIEN GANE LAS ELECCIONES, NOSOTROS PERDEMOS

 
Gane quien gane las elecciones, nosotros perdemos
Es hora de escoger qué partidos políticos se acomodarán en las poltronas durante los próximos cuatro años. Nosotras ya hemos elegido: NINGUNO.
Da igual si son de izquierdas o derechas, corruptos o legales, todos quieren lo mismo: gobernar. Mandar sobre las demás. Hacer y deshacer a voluntad y sin ningún control. Aprovechar su posición de poder para forrarse a nuestra costa, para beneficiar a su gente o para imponer sus ideas.
Como siempre, surgen nuevas opciones que se venden como “alternativas” o “revolucionarias”, pero pronto demuestran su verdadero carácter incumpliendo sus promesas o vendiéndose al mejor postor sin que nadie pueda evitarlo.
Mientras discutimos si es mejor tal o cual política, la miseria, el paro y la corrupción aumentan cada vez más sin que hagan nada por solucionarlo.
Está claro que votando legitimas esta farsa, pero no basta con no ir a votar. Hay que demostrar a diario nuestra oposición a esta mentira. En la calle, en el trabajo, en la cola del paro, en el barrio, en la escuela…
La CNT-AIT no se presenta a elecciones ni recibe un duro de subvenciones. Las cuestiones que nos afectan se deciden en asambleas en total igualdad y libertad, y nadie tiene ningún poder sobre el resto. Así es como queremos que funcione la sociedad y no pararemos hasta conseguirlo.
NO VOTES: ORGANÍZATE Y LUCHA

sábado, 23 de mayo de 2015

JODER QUE NO VOTO O NO SE ENTERAIS

 
JODER QUE NO VOTO O NO SE ENTERAIS
Como dice el titular de este escrito yo no voto, o es que no se enteráis de mi postura que vengo denunciando durante muchos años, y digo esto porque:
Tengo la suficiente capacidad mental y física para autogobernarme a mí mismo y no necesito que nadie me gobierne.
No voto porque soy anarquista y estoy contra todo poder.
No voto porque la única participación de esta puta democracia en mi municipio se limita solamente a votar una vez cada 4 años, si votar valiera para algo estoy seguro que sería ilegal.
No voto porque en vuestros programas electorales ninguno habla de acabar con el sistema capitalista y con la base que lo sustenta, ni acabar con los que viven a costa del pueblo, los bancos, el clero, los militares, el parlamento, ayuntamientos, políticos, empresarios, liberados, sindicatos, etc.
No voto porque salga el partido que salga el perdedor soy yo.
No voto porque no quiero ser cómplice de lo que ellos deciden y no quiero que la mano me huela a mierda.
No voto porque se ponen el sueldo que ellos quieren sin consultar.
No voto porque ellos suben los impuestos sin consultar.
No voto porque ellos me prohíben expresarme libremente.
No voto porque ellos tienen privilegios por encima de los ciudadanos.
No voto porque ellos estan 4 años viviendo del carajo, conjuntamente con los enchufados y estómagos agradecidos.
No voto porque para mí no hay diferencia entre izquierda y derecha solo hay aprovechados.
No voto porque cada proceso electoral que pasa hay más miseria, mas paro, mas desahucios, mas corrupción, etc. etc.
No voto al aparato político de este país, de grandes sueldos y beneficios de todo tipo para los 8112 alcaldes, 65896 concejales, 1206 parlamentarios autonómicos, 1031 diputados provinciales, 650 diputados y senadores, 139 responsables de Cabildos y Consejos insulares y 13 Consejeros del Valle de Aran.
Y sobre todo no voto porque no me da la gana.
Yo no quiero gobernar ni que me gobiernen, apuesto por la autogestión de mi vida y la de los demás.
Yo me niego a participar en este juego tramposo, puesto que participar en estos procesos electorales es participar en la renuncia a nuestra capacidad de decidir y tomar decisiones.
Apuesto por el pueblo inteligente, de igualdad, solidario, de apoyo mutuo en las luchas por las conquistas de nuestras necesidades básicas y sociales. Estoy por una organización de abajo-arriba y federalista para transformar la sociedad en que vivimos.
Que no me vengan con cuentos del que no vota no tiene derecho hablar, el que vota es el que no puede hablar, ya que con su voto le está dando la credibilidad al político y al sistema.
Si alguien piensa que voy a legitimar con mi voto las corruptelas de estos políticos, está equivocado, lo siento mucho, pero búsquense a otro que acepte que los ciudadanos sirvan al ayuntamiento y no al revés.
Os pido un favor, bórrenme de vuestra base de datos electoral, no quiero propaganda.
SI NADIE TRABAJA POR TI QUE NADIE DECIDA POR TI.
POR LOS MUNICIPIOS LIBRES. 
SALUD Y ANARQUIA.
Francisco Aragón Garcés

EL CRIMINAL ES EL ELECTOR


¡EL  CRIMINAL  ES  EL  ELECTOR! 

El criminal eres tú, Oh Pueblo puesto que eres tú el Soberano. Eres, es cierto, el criminal inconsciente e ingenuo. Votas y no ves que eres tu propia víctima.

Sin embargo, todavía no has experimentado suficientemente que los diputados, que prometen defenderte, como todos los gobiernos del mundo presentes y pasados, son mentirosos e impotentes? Lo sabes y de eso te quejas! Lo sabes y los eliges! Los gobernantes, sean quienes sean, trabajaron, trabajan y trabajarán para sus intereses, para los de su casta y para los de sus camarillas. Dónde y cómo podría ser de otro modo? Los gobernados son subalternos y explotados; conoces alguno que no lo sea?

Mientras no comprendas que sólo de ti depende producir y vivir a tu antojo, mientras soportes – por temor – y tú mismo fabriques – por creer en la autoridad necesaria – a jefes y directores, que lo sepas, también tus delegados y amos vivirán de tu trabajo y tu necedad. Te quejas de todo! Pero no eres tú el causante de las mil plagas que te devoran.

Te quejas de la policía, del ejército, de la justicia, de los cuarteles, de las prisiones, de las administraciones, de las leyes, de los ministros, del gobierno, de los financieros, de los especuladores, de los funcionarios, de los patrones, de los sacerdotes, de los propietarios, de los salarios, del paro, del parlamento, de los impuestos, de los aduaneros, de los rentistas, del precio de los víveres, de los arriendos y los alquileres, de las largas jornadas en el taller y en la fábrica, de la magra pitanza, de las privaciones sin número y de la masa infinita de iniquidades sociales.

Te quejas; pero quieres que se mantenga el sistema en el que vegetas. A veces te rebelas, pero siempre para volver a empezar. Eres tú quien lo produce todo, quien labora y siembra, quien forja y teje, quien amasa y transforma, quien construye y fabrica, quien alimenta y fecunda!

Por qué no sacias entonces tu hambre? Por qué eres tú el mal vestido, el mal nutrido, el mal alojado? Sí, por qué el sin pan, el sin zapatos, el sin hogar? Por qué no eres tú tu señor? Por qué te inclinas, obedeces, sirves? Por qué eres tú el inferior, el humillado, el ofendido, el servidor, el esclavo? Tú elaboras todo y no posees nada? Todo es gracias a ti y tú no eres nada.

Me equivoco. Eres el elector, el votante, el que acepta lo que hay; ese que, mediante la papeleta de voto, sanciona todas sus miserias; aquel que al votar, consagra todas sus servidumbres.

Eres el sirviente voluntario, el doméstico amable, el lacayo, el perro que lame el látigo, arrastrándote bajo el puño del amo. Eres el sargento mayor, el carcelero y el soplón. Eres el buen soldado, el portero modelo, el inquilino benévolo. Eres el empleado fiel, el devoto servidor, el campesino sobrio, el obrero resignado a su propia esclavitud. Eres tu propio verdugo. De qué te quejas?

Eres un peligro para todos nosotros, hombres libres, anarquistas. Eres un peligro al igual que los tiranos, que los amos a los que te entregas, que eliges, a los que apoyas, a los que alimentas, que proteges con tus bayonetas, que defiendes con la fuerza bruta, que exaltas con tu ignorancia, que legalizas con tus papeletas de voto y que nos impones por tu imbecilidad.

Sí eres tú el Soberano, al que se adula y engaña. Los discursos te inciensan. Los carteles te atrapan; te encantan las bobadas y las fruslerías: que sigas satisfecho mientras esperas que te fusilen en las colonias y que te masacren en las fronteras a la sombra de tu bandera.

Si lenguas interesadas se relamen tu real excremento, Oh Soberano!; si candidatos hambrientos de mandatos y llenos de banalidades, te acarician el espinazo y la grupa de tu autocracia de papel; si te satisfaces con el incienso y las promesas que vierten sobre ti los que siempre te han traicionado, te engañan y te venderán mañana: es que tú mismo te pareces a ellos. Es que no vales más que la horda de tus famélicos aduladores. Es que, no habiendo podido elevarte a la consciencia de tu individualidad y de tu independencia, eres incapaz de liberarte por ti mismo. No quieres, y por lo tanto no puedes ser libre.

Vamos! Vota bien! Ten confianza en tus mandatarios, cree en tus elegidos!

Pero deja de quejarte. Los yugos que soportas, eres tú quien te los impones. Los crímenes por los que sufres, eres tú quien los cometes. Tú eres el amo, tú eres el criminal y, que ironía, también eres tú el esclavo y la víctima.

Nosotros, cansados de la opresión de los amos que tú nos das, cansados de aguantar su arrogancia, cansados de aguantar tu pasividad, venimos a llamarte a la reflexión, a la acción. Venga, un buen movimiento: quítate el estrecho traje de la legislación, lava rudamente tu cuerpo para que mueran los parásitos y la miseria que te devoran. Sólo entonces podrás vivir plenamente

EL CRIMINAL, es el elector.  Año 1906

Joseph  Albert  (Albert Libertad 1875-1908)


viernes, 22 de mayo de 2015

LLAMADME TRAIDOR


Llamadme traidor
Llamadme traidor, por no emocionarme
Vuestras banderas; por no arrodillarme;
Por declinar una España, de águila oxidada;
Por no disfrazarme, con traje de patria.
Nuevos valles, acogerán el cuenco de mis versos,
Y la semilla de calabaza que, compendia,
Todo el conocimiento del Universo.
Llamadme cobarde, por la insumisión elegida.
Insumisión que testimonia, sombras, sobre sangre vertida.
Qué importa que, vuestras cenizas de olvido, ambicionen,
Sofocar el rescoldo, de la memoria en que habita.
Nuevos aires cimeros, aventarán los viejos tiempos,
Y me sentaré, en la mesa de vuestros enemigos,
Y besaré, las mejillas sonrosadas de sus hijos.
Y sembraré, futuro de alas en nuestras vidas.
Llamadme apátrida y acertaréis; cabalgaré
Sobre las pálidas nubes, borrando fronteras.
Alimentaré de memoria, los sueños, de los sin tierras.
Llamadme negligente, por negaros mi voz;
Por vedaros el derecho a suplantarme;
Por rechazar con rudeza vuestro sistema:
Pretensión obstinada, de pintarme a vuestro
Arbitrio, en el cuadro de la historia.
Cuando pasee, saboreando mis calles,
Señaladme, sí; decid: ahí va el anarquista;
El ateo degenerado, disoluto y libertino;
El que nunca, esta de acuerdo en nada;
El que ataca, la moral de las personas decentes.
Me estáis significando, el correcto camino.
Escupid, escupid al pasar, mi gesto libertario:
Puños que despiertan la sangre dormida.
Vuestra saliva me subraya, el sendero equivocado.
Cuando me emplacéis para la guerra,
Yo convocaré el consejo de ancianos.
Y, entonces... me llamaréis terrorista.
Llamadme también extranjero, porque...
Mi patria es el mundo y, mi familia, la humanidad.


SALUD, ANARQUÍA Y REVOLUCIÓN SOCIAL
Pepe Gómez   Puerto Real