Facebook CNT Pto.Real

miércoles, 30 de noviembre de 2016

SIETE SECRETOS DEL 23F


Siete secretos del 23F y la Transición que podrías llegar a saber si hoy quiere el Congreso

¿Adolfo Suárez propuso al rey Juan Carlos revocar su dimisión un día después del 23F? ¿Nos salvó el rey de un golpe que el mismo había puesto en marcha? ¿Felipe González estaba al tanto de la Operación Armada y aceptó ser vicepresidente de un general? ¿Qué nombres, acciones, relaciones y documentación recabaron los servicios secretos españoles en su investigación de los hechos? ¿Hasta dónde había implicados mandos y cargos de la época, incluidos los del Cesid? ¿Algún servicio secreto extranjero conocía los planes de ETA para atentar contra la mano derecha de Franco, Luis Carrero Blanco? ¿Existe en el CNI un archivo llamado Jano con el seguimiento a 8.000 personajes que en ese momento tenían o podían tener en el futuro una proyección pública?

Éstos, y otros muchos secretos, podrán empezar a conocerse si el Congreso, como está previsto, aprueba este martes una  proposición de ley presentada por el PNV para reformar la ley de 1968 sobre secretos oficiales, en la línea de otras presentadas por IU en el pasado.

La vigente ley, modificada en octubre de 1978, dos meses antes de aprobarse la Constitución, prevé que "la cancelación" de la calificación de secreto "será dispuesta por el órgano que hizo la respectiva declaración", sin fijar límites temporales.

¿Y quién tiene competencias para decidir qué es o no secreto? "La calificación a que se refiere el artículo anterior corresponderá exclusivamente, en la esfera de su competencia, al Consejo de Ministros y a la Junta de Jefes de Estado Mayor".

El texto del PNV pretende establecer un procedimiento para desclasificar documentos históricos declarados secretos en un plazo máximo de 25 años –10 años para materias reservadas–, "salvo que el Consejo de Ministros disponga su prórroga excepcional y motivada en el caso sólo de las materias secretas, por un nuevo período máximo de 10 años", lo que permitiría sacar a la luz papeles aún ocultos de la Transición y de la intentona golpista del 23 de febrero de 1981.

Además, el texto de reforma que propone el PNV contempla la modificación de la Ley de Secretos Oficiales para atribuir "en exclusiva" al Consejo de Ministros la facultad de clasificar una materia y su cancelación. Actualmente pueden clasificar documentos, además del Gobierno, la Junta de Jefes de Estado Mayor, y sólo pueden declarar su cancelación aquellos órganos de la propusieron.

En la frustrada legislatura anterior, en concreto en abril, la Cámara Baja llegó a tomar en consideración esta iniciativa, pero no pudo seguir su habitual trámite parlamentario ante la disolución de las Cortes con motivo de la convocatoria de las elecciones del pasado junio.

La opacidad no sólo depende de lo calificado como "secreto oficial". La Ley de Patrimonio Histórico establece: "Los documentos que contengan datos personales de carácter policial, procesal, clínico o de cualquier otra índole que puedan afectar a la seguridad de las personas, a su honor, a la intimidad de su vida privada y familiar y a su propia imagen, no podrán ser públicamente consultados sin que medie consentimiento expreso de los afectados o hasta que haya transcurrido un plazo de 25 años desde su muerte, si su fecha es conocida o, en otro caso, de 50 años, a partir de la fecha de los documentos".

El papel del rey Juan Carlos en el 23F

En marzo de 2014, la periodista y escritora Pilar Urbano publicó La gran desmemoria (Planeta), en el que afirmaba: "El rey Juan Carlos creía que podía hacer lo que quería, los mimaba, los comprendía, pero con eso se alentaba un estado de runrún de golpe. Felipe González iba de vicepresidente de Armada, también estaban cinco de los siete ponentes constitucionales, incluido [Jordi] Solé Tura [entonces en el PCE]".

 

El rey en el discurso de la noche del golpe del 23F retransmitido por TVE.

Urbano recreaba conversaciones en las vísperas del golpe militar del 23 de febrero de 1981. Unas semanas de enfrentamientos entre el presidente Adolfo Suárez y el jefe de Estado, el rey Juan Carlos, quien, según Urbano, perseguía un golpe de timón en el Gobierno de entonces. "Tú estás aquí porque te ha puesto el pueblo con no sé cuántos millones de votos...", afirma Urbano que le espetó el rey a Suárez en aquellos momentos: "Yo estoy aquí porque me ha puesto la Historia, con setecientos y pico años. Soy sucesor de Franco, sí, pero soy el heredero de 17 reyes de mi propia familia. Discutimos si OTAN sí u OTAN no, si Israel o si Arafat, si Armada es bueno o peligroso. Y como no veo que tú vayas a dar tu brazo a torcer, la cosa está bastante clara: uno de los dos sobra en este país. Uno de los dos está de más. Y, como comprenderás, yo no pienso abdicar". 

Según Urbano, "para Suárez está clarísimo ya en ese momento que la Operación Armada nace en Zarzuela y que el alma es el rey: que don Juan Carlos es el muñidor para que Armada sea el presidente de un Gobierno de concentración. Incluso que el mismo rey conocía el Gobierno que el golpista tenía preparado. Un Gobierno en el que, entre otros, Felipe González iba de vicepresidente". 

Así, la periodista afirma en la entrevista: "El 23-F, como le digo, no debería haberse producido. Pero a Armada el rey le había puesto los patines, y ya no quiere parar".  "Si el Rey está o no está en el 23 de febrero, si está enterado o no...", prosigue Urbano: "Hay cosas llamativas, raras, anómalas. Que los hijos del rey no vayan ese día al colegio, como tampoco fueron al colegio los hijos de los americanos de Torrejón, que le dijeran al médico de Zarzuela que ese día estuviera en Palacio desde por la mañana, que cierta vedette, Bárbara Rey, declarara, ¡vaya usted a saber si es cierto!, que el Rey la llamó diciéndole, 'oye, el lunes, 23, procura no ir a recoger al colegio a los niños, porque puede pasar algo...'. Y otras curiosas coincidencias. Igual que no se entiende lo de Osorio diciéndole a Fraga en el Congreso, en pleno golpe, 'Manolo, baja y dile a Tejero que llame a Armada'. ¿Por qué quiere llamar Osorio a Armada? ¿Qué sabe él? O, también, que de los siete padres de la Constitución, cinco conocieran en qué consistía la Operación Armada y que durante los acontecimientos del 23-F en el Congreso estuvieran relativamente tranquilos en sus escaños, leyendo o prestando sus abrigos a los rehenes de oro. Leían tranquilamente Gregorio Peces-Barba, Miguel Herrero, Gabi Cisneros, Jordi Solé Tura y Fraga, padres constituyentes, también estaban en la lista de Gobierno de Armada. Al Rey, en cualquier caso, la actuación de Tejero le resultó antiestética, irreflexiva, repugnante por la violencia de los tiros... Eso no era presentable. Lógicamente, yo tengo que pensar que el Rey no estaba en el 23-F; otra cosa es que, bueno, Armada sí que habla con el Rey ese día, aunque luego en los juicios se quiso borrar la interlocución del Rey esa noche. No aparece en las actas, como si se hubiera pasado un típex: en lugar del rey aparece Sabino". 

El golpe, según Urbano: "Sale de Zarzuela y sigue en Zarzuela desde julio del 80 hasta la segunda semana de febrero de 1981. Yo dejo al rey fuera del golpe del 23-F [...]. El rey también decía en la primera edición [de la biografía autorizada escrita por José Luis de Vilallonga], la francesa, que él habló con Armada varias veces esa noche. En fin, hay un momento en el que Sabino me dice que, en el supuesto de que, tomado el Congreso, Armada hubiera conseguido proponer su Gobierno de concentración, y hubiese sido necesaria la presencia de una autoridad superior al nuevo presidente del Gobierno y que ratificara moralmente su elección, en ese caso... el Elefante Blanco sólo podía ser el rey". 

"Y es cierto que el Rey dio su venia al cambio de la dictadura a la democracia", reconoce Urbano: "Él tenía todos los poderes heredados de Franco, y no había Constitución que le constriñese: podía haber dicho que no. Ahora bien, en importantes momentos más que motorizar metió el freno [...]. Sobre esto del medallero no siempre meritado, me rechina escuchar y leer el tópico de que 'el rey nos salvó del golpe'.  El rey nos salvó in extremis de un golpe que él mismo había puesto en marcha, no queriendo que fuera un golpe, queriendo una solución fraguada en el Parlamento; pero Suárez le advertía: "¡Esto es un golpe!".
Fuente: http://www.eldiario.es/politica/secretos-Transicion-golpe-Congreso_0_585142091.html

ANSELMO LORENZO O EL PROLETARIADO MILITANTE


ANSELMO LORENZO O EL PROLETARIADO MILITANTE

 
Anselmo Lorenzo Asperilla nació el 21 de abril de 1841 en Toledo. Su familia era muy humilde, por lo que en 1852 manda a Anselmo a Madrid a trabajar en la cerería que un tío suyo regentaba en la capital de España. Pero la cerería no era el oficio que más entusiasmaba al joven Anselmo, con lo que rápidamente busca trabajo en una tipografía. Decisión que no será baladí en el futuro, ya que muchos de los fundadores de los primeros núcleos internacionalistas en España tienen ese oficio. Serán conocidos como la “aristocracia obrera” debido a que están más cerca del mundo de la cultura y de las noticias de actualidad. Pero no fue Anselmo un estudioso de academia, sino que se forjó en el autodidactismo, algo común en la clase obrera de la época.

Debido a ello va entrando en contacto con los grupos más avanzados de la política española. De esa manera se acerca al republicanismo federal, que en ese momento encabeza la figura de Francisco Pi i Margall. Fue quizá uno de los políticos mas destacados y preclaros de la historia española. Conocedor de idiomas, Pi i Margall es artífice de que en España se conozca la obra de Proudhon. Y fue precisamente Pi i Margal quien hizo ver a Anselmo Lorenzo que el republicanismo se quedaba estrecho y que era la concepción anarquista de la sociedad lo que abría esos horizontes con los que Lorenzo se sentía identificado. Anselmo Lorenzo frecuentaba el Fomento de las Artes, local donde toma contacto con otros personajes que fueron en las fechas inmediatas, fundadores del primer núcleo de la Internacional en España (Morago, Robau Donadeu, Enrique Simancas, Francisco Mora, etc.) España vivía por entonces momentos agitados. La monarquía borbónica representada en la figura de Isabel II sufría un lento pero inexorable proceso de descomposición. El pueblo pedía mayores libertades y oportunidades que la monarquía cercenaba. Un pueblo al que habían estado ahogando durante tiempo en guerras interiores (la Guerras Carlistas), en proyectos hacia el exterior y con una represión enorme cuando se producían movimientos de renovación. Tras varias intentonas, en septiembre de 1868 se produce un movimiento contra la monarquía isabelina, que provoca la caída de la monarquía borbónica.

Es el momento en que se comienzan a desarrollar las organizaciones obreras de la Asociación Internacional de los Trabajadores. En diciembre de 1868 llega a España el italiano Guiseppe Fanelli Rivera, miembro de la AIT y de la Alianza de la Democracia Socialista, bakuninista, que viene con el objetivo de constituir los primeros núcleos de la AIT en España. En Barcelona encuentra a Rafael Farga Pellicer y en Madrid, en el Fomento de las Artes a los personajes antes citados, entre ellos a Anselmo Lorenzo. Constituida la sección de la AIT en España, que responde al nombre de Federación de la Región Española (FRE), Anselmo Lorenzo es uno de los máximos defensores de la misma en la corriente bakuninista. Su figura se hace trascendental tanto dentro como fuera de las fronteras españolas. En la Conferencia de Londres de 1871, Anselmo Lorenzo va como delegado de la sección española, alojándose en la casa de Karl Marx, con quien debate el modo de organización de la AIT. Allí comprueba que la forma de entender la Internacional por los marxistas difiere de la de los bakuninistas.

La AIT en España avanzaba y superaba a las organizaciones conservadoras como la Unión Manufacturera de Barcelona o a la moderada de Las Tres Clases del Vapor. Como uno de los vehículos principales para extender la propaganda revolucionaria era la prensa, y Anselmo Lorenzo tenía conocimientos contrastados para este cometido, funda en 1870 el periódico Solidaridad, donde se defienden las concepciones anarquistas de la Sociedad. Promueve también la celebración del Primer Congreso Obrero en España, celebrado en Barcelona en junio de 1870 y al que Anselmo Lorenzo asiste como delegado de la sección de Madrid. Allí se revela que Anselmo Lorenzo, junto con Rafael Farga Pellicer y Tomás González Morago, son las cabezas más claras de todo el movimiento obrero internacional en España. Pero el avance de las ideas bakuninistas en España era algo que para Marx y Engels, al frente del Consejo General de la AIT en Londres, no se podía permitir. Por ello mandan como delegado a España al cuñado de Marx, Paul Lafargue, que actúa bajo el seudónimo de Pablo Farga.

En Madrid contacta con un pequeño grupo dentro de la sección, de tendencia marxista, y que tiene como figura más representativa a Pablo Iglesias. Aun así, el primer contacto de Lafargue es con Anselmo Lorenzo, al que conocía con anterioridad. Y es precisamente Anselmo Lorenzo quien le presenta a ese pequeño grupo que con posterioridad provocará la ruptura de la sección española de la AIT. En el Congreso de Zaragoza de 1872 se ven las dos posturas que hay dentro de la Internacional y la ruptura está servida. Lafargue acude como delegado a este congreso por la sección de Alcalá de Henares. Ese pequeño grupo marxista de Madrid constituye la Nueva Federación Madrileña alrededor del periódico La Emancipación, que rápidamente es aceptado por el Consejo General en Londres, en manos de Marx y Engels. En el Congreso de La Haya de 1872 la Internacional queda divida y la mayoría de la sección española pasa a engrosar las filas bakuninistas.

Ese pequeño grupo madrileño fiel a Marx será el que con posterioridad fundará el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en 1879 y la Unión General de Trabajadores (UGT) en 1888. Al poco de producirse la ruptura internacionalista se proclama en España la Primera República, que tiene una vida efímera, acosada por la Guerra Carlista, la sublevación cantonal, el asedio borbónico y los gritos de independencia de las colonias. Caída la República comienza una nueva etapa donde los internacionalistas son fuertemente perseguidos. Durante ese tiempo Anselmo Lorenzo realiza algunos viajes a Portugal, con el objetivo de desarrollar en el país luso los núcleos internacionalistas a semejanza de los españoles. Pero la vuelta de la monarquía borbónica en la figura de Alfonso XII, y la subida al poder de Canovas del Castillo, provoca una persecución contra los Internacionalistas. Sagasta llega a calificar la Internacional como la “utopía filosofal del crimen”. En el tiempo de la clandestinidad, Anselmo Lorenzo también funda una familia. Se une a Francisca Concha y producto de dicha unión nacen Mariana, Marina y Flora. Disperso en Internacionalismo de raíz ácrata, vuelve a intentar formar organización cuando en 1881 funda la Federación de Trabajadores de la Región Española (FTRE).

La mecha nunca se durmió. Anselmo Lorenzo participa de todas las iniciativas de organización obrera, así como de propuestas de periódicos como El Socialismo, impulsado por el gaditano Fermín Salvochea. Pero también es un momento difícil para el movimiento anarquista. La dispersión hace que se ejecuten acciones individuales que son pretexto para las autoridades para reprimir al conjunto del movimiento anarquista. Esto, junto a montajes estatales como el de la Mano Negra, hace que Anselmo Lorenzo esté mas de una vez en prisión, en un momento donde su salud ya está fuertemente quebrantada. Alojado en Barcelona impulsa el movimiento obrero en Cataluña. Merced a la oleada de atentados en Barcelona, la enorme conflictividad social y el asesinato de Cánovas del Castillo en agosto de 1897 por el anarquista italiano Michelle Angiolillo, hace desatar una oleada represiva que culmina con los famosos “Procesos de Montjuïc”, donde Anselmo Lorenzo, muy enfermo de una dolencia cardiaca acaba en la cárcel y sufriendo las mayores penalidades. Allí se junta la flor y nata del anarquismo español. Junto a él coinciden en la cárcel Tarrida de Mármol, Teresa Claramunt, Juan Montseny, Pedro Corominas, José López Montenegro, etc. Desterrado a París, Anselmo Lorenzo siguió allí, con su salud muy deteriorada, trabajando por la propaganda y la cultura anarquista. Toma contacto con Charles Albert, Jean Grave, Sebastián Faure. También debate con los socialistas mas prestigiosos de Francia, como Jean Jaurés.

Concedida amnistía comenzando el siglo XX, Anselmo Lorenzo vuelve a España y comienza una frenética labor en su producción intelectual, tanto a través de libros como de folletos y artículos en la prensa anarquista. Se posiciona a través de La Huelga General y de Tierra y Libertad (fundado por Juan Montseny) a favor la oleada huelguística de 1900-1902. Igualmente es el momento en el que traba relación con el pedagogo libertario Francisco Ferrer Guardia, al que conoció en París. Ferrer tenía un proyecto educativo con el que Anselmo Lorenzo estaba completamente de acuerdo. Así, en septiembre de 1901 Ferrer funda en Barcelona “La Escuela Moderna”, en cuya editorial colabora Anselmo Lorenzo, ya sea a través de artículos de su boletín, o en las traducciones de textos para la editorial de autores anarquistas como Reclús (tradujo su gran El hombre y la Tierra), Pedro Kropotkin, Pouget, etc. Todo esto no le evita que vuelva a ir a la cárcel por cuestiones de conflictividad social en Cataluña. También merced a la infiltración policial en las filas anarquistas, como fue el caso de Rull.

En 1906 la Escuela Moderna es clausurada al vincular a Ferrer con el atentado que Mateo Morral ha perpetrado contra el cortejo nupcial de Alfonso XIII y Maria Eugenia de Battenberg el día de su boda. Aunque se demostró sobradamente la inocencia de Ferrer, la Escuela Moderna no fue abierta nuevamente. Aun así la editorial siguió adelante y con ella Anselmo Lorenzo. Tras el juicio por el intento de regicidio frustrado, el enemigo a batir por el Estado y la Iglesia era Ferrer. Y aprovechó la llamada Semana Trágica de Barcelona en julio de 1909 para inculparle de todos los males y llevarle al paredón en octubre de ese año. Por los acontecimientos de julio de 1909 Anselmo Lorenzo es detenido, junto a otros integrantes del equipo de la Escuela Moderna. Por todo ello Lorenzo es desterrado primero a Alcañiz y luego a Teruel, junto a la compañera sentimental de Ferrer, Soledad Villafranca. Pero su deteriorada salud no le impidió seguir en su puesto histórico. El sucesor de Ferrer, Lorenzo Portet, siguió confiando en Anselmo Lorenzo. Su labor intelectual no falló.

Al igual que su contribución al desarrollo del sindicalismo. En octubre de 1910 asiste al nacimiento de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), y con ello al nacimiento del movimiento sindical más dinámico y fuerte de España y Europa. En ese congreso Anselmo Lorenzo se dirigió a los asistentes con las siguiente palabras: “Ante vosotros el libro blanco de la historia presenta una página en blanco. Preparaos a rellenarla, futuros” Fue uno de los últimos actos del “abuelo” del anarquismo. Tras ello la enfermedad le fue minando más y más, hasta que el 30 de octubre de 1914 moría en su domicilio de la calle Casanovas. Con él desaparecía una primera generación de hombres de lucha, de anarquistas, de dinamizadores del movimiento obrero. Pero su trabajo no cayó en saco roto. Sus luchas fueron ejemplo para que las posteriores generaciones de luchadores tuvieran una base y unos cimientos en los que asentar sus cometidos. Para ello Anselmo Lorenzo dejó una amplia gama de obras de toda índole. Sin contar sus innumerables artículos, Anselmo Lorenzo es autor de uno de los libros más importantes para conocer la historia del internacionalismo español. El proletariado militante pasa por ser la gran obra de los orígenes del movimiento obrero, escrita por uno de los participantes de la misma, y por tanto escrita por obreros. Inicia así una saga de escritores que continuará Manuel Buenacasa y Juan Gómez Casas. Pero es autor de otros textos como El banquete de la vida, Criterio libertario, Hacia la emancipación, El pueblo, Igualdad, libertad y fraternidad, Generalidades sociales, Fuera política, El derecho a la salud, El trabajador libre, Vía libre, etc. Esta es la vida de Anselmo Lorenzo. Esta es su obra. Y con ella todos sus cometidos.

FUNDACIÓN ANSELMO LORENZO

 

martes, 29 de noviembre de 2016

FRANCISCO PEREZ - ANARCOSINDICALISTA Y DE LA FAI


Francisco Pérez    anarcosindicalista y de la Fai

 El 26 de enero de 1973 muere en Lyon (Arpitània) el anarquista y anarcosindicalista Francisco Pérez, conocido como Paco. Había nacido el 27 de noviembre de 1907 en La Aljorra (Cartagena, Murcia, España). Emigró a Andalucía, donde militó en el movimiento libertario. Cuando el levantamiento fascista de julio de 1936 consiguió llegar a Cartagena y de allí pasó a Barcelona (Cataluña). Fue nombrado miembro del Comité Peninsular de la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias (FIJL) en la capital catalana. Luego luchó en el frente de Valencia.

Con el triunfo franquista, cruzó los Pirineos con su compañera Carmen Pérez Estévez y su hija Violeta, de 15 días, y todos fueron recluidos en el campo de concentración de Sant Cebrià. Tras la II Guerra Mundial militó en la Federación Local de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) de Lyon (Arpitània), en estrecha amistad con Cayetano Zaplana Zapata y muy ligado a las Juventudes Libertarias y los grupos específicos de la Federación Anarquista Ibérica ( FAI).

 En agosto de 1946 asistió al Pleno Nacional de Regionales de la CNT en el Exilio como delegado de la Regional 4-5. A principios de los años cincuenta fue secretario de los fondos destinados a los compañeros encarcelados en la España franquista. En 1951, a raíz del asalto el 18 de enero de ese año por un grupo de acción libertario de un furgón postal ante la oficina de correos de la calle Duguesclin de Lyon, fue detenido junto con una treintena de militantes confederales , entre ellos José Peirats, Pere Mateu y J. Pascual, que fueron maltratados por las policía francesa. A pesar de no tuviese nada que ver con este asalto, fue acusado de haber participado y de ser cómplice de varios ataques realizados en la zona de Lyon y de Grenoble entre 1946 y 1950. Juzgado, en enero de 1955 fue condenado a 10 años de prisión. Después de ocho años de cierre, fue liberado y se le asignó la residencia durante muchos años en Angers (País del Loira, Francia).

 Luego pudo retornar a Lyon. Francisco Pérez, un año después de retirarse, murió el 26 de enero de 1973 en Lyon (Arpitània) de un cáncer de estómago fruto del apaleamiento de 1951.

lunes, 28 de noviembre de 2016

ANTONIO ROSADO LOPEZ - ANARQUISTA DE MORON


Antonio Rosado López  -  anarquista de Morón

 El 4 de noviembre 1978 muere en Badalona (Barcelona, ​​España) el militante anarquista y anarcosindicalista Antonio Rosado López. Había nacido el 28 de noviembre de 1889 en Morón de la Frontera (Sevilla, Andalucía, España). Fue el primer hijo de una familia muy modesta formada por Antonio Rosado Moncada y Antonia López González, ambos analfabetos y naturales de Alcalá del Valle (Cádiz). Cuando tenía nueve años comenzó a trabajar de zagal en el campo y dos años después, en 1900, su padre ya su hermana pequeña mueren de una grave enfermedad, recayendo el mantenimiento de su familia a su responsabilidad. El verano de 1912 ingresó en la Agrupación Socialista local, denominada «1 º de Mayo», y se hizo cargo de la Cooperativa panadera de la agrupación. Pero los contactos con el anarquista Juan López Galera y la prensa libertaria lo llevarán en 1915 en el anarcosindicalismo. Después de organizar algunos sindicatos (obreros de cantera y de leñadores, agricultores, oficios varios, etc.) Y un Centro de Estudios Sociales en su comarca, en 1916 creará el grupo anarquista de afinidad "Alba Social», mediante el que intervendrá en diversas actividades anarquistas.

 En esta época comenzará a publicar artículos en La Voz del Campesino, órgano de la libertaria Federación Nacional de Obreros Agricultores (FNOA) y mantendrá un polémico enfrentamiento con Sánchez Rosa, defendiendo la primacía del sindicalismo sobre el anarquismo. En 1919 fue nombrado secretario general de la Federación Regional de Grupos Anarquistas de Andalucía y, con Pedro López Calle, publicará Juventud Rebelde, órgano de esta federación. Más tarde fue detenido por injurias al Ejército, después de haber denunciado en un artículo («Bárbara represión en Arahal», del 26 de abril de 1920) en el periódico España Nueva las torturas a las que fueron sometidos los integrantes de la junta directiva del sindicato de campesinos de El Arahal por parte de la Guardia Civil, y condenado en un consejo de guerra a dos años de prisión, pero fue puesto en libertad provisional esperando el recurso. Ese mismo año, huirá antes de entrar en prisión hacia Las Palmas (Gran Canaria, Islas Canarias) y luego en Argentina, llegando a Buenos Aires el 8 de febrero de 1922. El 24 de junio de 1924 volvió de América y en octubre fue encarcelado en Puerto de Santa María (Cádiz), de donde saldrá en enero de 1926 gracias a una amnistía promulgada por Primo de Rivera a petición del comandante Ramón Franco.

En este años combatirá el dictador y reorganizará sindicatos cenetistas. Con el establecimiento de la II República, se convierte en una pieza clave de los sindicatos de Morón y fue nombrado secretario del Sindicato Campesino de la comarca de Morón. Enfermo de tuberculosis, se dedicará a actividades sindicales con sueldo, recorriendo los pueblos de la comarca (Olvera, Alcalá, Algodonales, Grazalema, Arriate, Montejaque) organizando sindicatos de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT). En octubre de 1931 asistió al Pleno Regional de CNT. En 1932 fue elegido miembro del Comité Regional de Andalucía y sufrió prisión al año siguiente. En 1933 fue delegado del Pleno Comarcal de Montejaque y del Pleno Regional de Sevilla. El 05 1936 representó Morón en el IV Congreso de la CNT, donde elaboró ​​la ponencia sobre la Reforma Agraria. La guerra le sorprendió en el sanatorio antituberculoso para trabajadores que había fundado el médico anarquista Pedro Vallina en Cantillana y tuvo que huir hacia Almadén con su hijo - que termina enloquecido -, logrando llegar a Madrid, de donde se desplazó a Málaga. En esta ciudad andaluza se encargará de todo lo relacionado con la economía agraria y destacó en el Pleno de la Federación Anarquista Ibérica (FAI) de Almería.

 Durante los años bélicos vivió sucesivamente en Almería, Alcoy, Játiva, Baza y Úbeda, formando parte de la constitución de la Federación Regional de Campesinos de Andalucía (FRCA), será nombrado secretario general, y responsabilizándose de las colectividades andaluzas con sede en Úbeda. En esta época publicará folletos para la FRCA (Los Campesinos de la CNT y el colectivismo agrario y Orientaciones a sindicatos y colectividades) y artículos sobre el desarrollo de las colectividades en Fragua Social y en Campo Libre. Al terminar la guerra, después de vagar por los campos, fue detenido en El Arahal, juzgado en consejo de guerra acusado de «auxilio a la rebelión» y encarcelado. En junio de 1940 fue liberado. Tras varios intentos por parte de las autoridades franquistas para que colaborara en los sindicatos verticales fascista, algo a lo que se negó, abandonó toda militancia debido a diversas razones personales (mala salud, compañera enferma, sin recursos económicos, hijo encarcelado, etc.), limitándose a trabajar de Calero y en una fábrica de cemento. En 1974 se vio obligado a abandonar Morón y emigró con su hija y su yerno, en Badalona. Publicó artículos en diversos periódicos, como Campo Libre, España Nueva, Fragua Social, Juventud Rebelde, El Miliciano (que dirigió durante la guerra), El Productor, El Tribuno, La Voz del Campesino, etc.

 Es autor de Tierra y Libertad. Memorias de un campesino anarcosindicalista (1979, póstumo). En 2003 Angel Sody de Rivas le dedicó una biografía, Antonio Rosado y el anarcosindicalismo andaluz. Morón de la Frontera (1968-78).

CASTRO NOS DIO LA ESPALDA A LOS ANTIFRANQUISTAS


"Castro nos dio la espalda a los antifranquistas"

Reproducimos en castellano la entrevista a nuestro compañero Octavio Alberola que publicó en vasco la revista Argia. Castro y el Che Guevara en la primera etapa del equipo que preparaba en México la Revolución cubana en los años 50, el fallido atentado contra el dictador Franco en 1962 en San Sebastián…

"En los años sesenta, comenzaron a llegar a México muchos jóvenes cubanos opuestos a la dictadura del general Batista. En 1956, el Movimiento 26 de Julio, de los hermanos Castro, fue el grupo revolucionario cubano más numeroso en México". El dictador Batista acababa de indultarlos, tras dos años de haber sido detenidos en el frustrado asalto al cuartel Moncada. Entre ellos estaban los hermanos Castro, que se pusieron enseguida en contacto con personas entusiastas dispuestas a ayudarles, y el libertario heterodoxo Octavio Alberola S. fue uno de ellos: "Yo participaba entonces en el movimiento estudiantil mexicano y tenía contacto con grupos y organizaciones sindicales que podían ayudarles a organizar eventos de propaganda en respaldo a la lucha contra la dictadura cubana", dice Alberola. Basta recordar cómo llegó a México este anarquista desde Francia con su padre -maestro en las escuelas racionalista que funcionaron en España hasta 1939- y cientos de otros refugiados en la nave Ipanema.

El joven Octavio se crió en México y allí prosiguió sus estudios, lo que le llevó a participar activamente en el movimiento estudiantil universitario. Con un grupo de jóvenes libertarios participó en la constitución de las Juventudes Libertarias mexicanas. En 1948 fue arrestado por pegar un manifiesto anarquista por las calles de la capital: "Pasamos un mes en una prisión secreta del gobierno mexicano con Floreal Ocaña, Manuel González Salazar y Francisco Rosell. La policía mexicana pretendía que estábamos preparando una acción terrorista. No nos presentaron ante un juez y estuvimos secuestrados en un edificio guardado por agentes de paisano", dice el anarquista. Finalmente, tras firmar un documento que les exigía no intervenir más en la política mexicana, los dejaron en libertad.

A partir de entonces, Alberola se relacionó con los movimientos de exiliados latinoamericanos que luchaban desde México en contra de las dictaduras en sus países. Entre ellos, además de cubanos, había venezolanos, dominicanos y peruanos. Con ellos crearon un frente juvenil latinoamericano antidictatorial. "Llegamos a un acuerdo: los que lograran poner fin a la dictadura en su país ayudarían a los otros. Los venezolanos lo hicieron, en cambio Castro no ayudó a los antifranquistas", lo que provocó la critica de los anarquistas.

Castro en aquellos años

Alberola cuenta lo que fue su apoyo a la lucha cubana: "Organizamos varios eventos públicos de propaganda contra el gobierno dictatorial cubano en el Ateneo de México, y otros en las sedes de sindicatos. Principalmente en el Sindicato de Electricistas. En Chapultepec participé en un acto con Fidel Castro, y con su hermana menor en otros actos".

Sin embargo, desde el comienzo de esa colaboración estaba claro que el objetivo de los cubanos era crear un foco guerrillero. ¿Cuál fue la principal contribución de Alberola? "Organizar actos de propaganda y ponerles en contacto con los que podían ayudarles. Recuerdo a un joven español, discípulo de mi padre y que había sido aviador en Aragón, que se ofreció para llevar materiales a las montañas de Cuba".

Alberola explica por qué le buscaron: "Yo estaba en contra de la dictadura en España. Ellos lo sabían perfectamente y que estaba en condiciones de ayudarles en su lucha. Mi relación con ellos era a través del comandante De la Rosa. Del Che Guevara sólo recuerdo a un argentino sentado en un rincón de la reunión, pero no tenía entonces protagonismo, ni Raúl Castro tampoco", recuerda el anarquista.

También ayudó a otro grupo cubano exilado en México contra la dictadura de Batista, el Directorio Revolucionario Estudiantil. "En 1957, después del ataque al palacio de gobierno en La Habana, miembros de este grupo huyeron a México y participaron en nuestros eventos, aunque tenían discrepancias con el grupo de Fidel. Denunciaban su pretensión de 'liderazgo' y el peligro del caudillismo".

El Che en la España franquista

En 1959, tras el derrocamiento de la dictadura, Alberola pensó que los castristas serían consecuentes con su propaganda revolucionaria y que les apoyarían. Los anarquistas pidieron a los castristas que ayudaran a los antifranquistas: "Yo estaba en Francia en 1961, en la Embajada de Cuba me prometieron el visado para poder ir a Cuba a plantear lo de la colaboración cubana a nuestra lucha; pero el visado no llegó nunca… Castro no rompió la relación con Franco y el Che Guevara se paseó por España protegido por la policía franquista. Franco y Castro se hicieron amigos".

En cambio, la CNT, la FAI y la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias celebraron en 1961 un congreso en la ciudad de Limoges, en el que se creó un equipo, Defensa Interior, con el objetivo de matar a Franco. "En 1962 viajé a Francia y al País Vasco francés para organizar un atentado contra Franco. El grupo logró colocar la bomba; pero, por desgracia, el dictador había cambiado el programa de su visita anual de verano a San Sebastián. Al final, tuvimos que detonar el explosivo porque la pila sólo podía estar activada una semana". Por una información que conocemos, Alberola no ha querido revelar nunca los nombres de los tres franceses -dos hombres y una mujer- que colocaron la bomba.

Aunque tiene 85 años, Alberola continúa dando conferencias y participando en iniciativas anarquistas en muchos rincones del mundo, además de escribir artículos y libros: "No me arrepiento de nada. Cuando hay personas que están luchando por la libertad, lo peor que podemos hacer es quedarnos en casa. A pesar de estar en el exilio español de América, pretendíamos luchar contra la dictadura franquista, era pues normal que también contribuyéramos a las luchas del pueblo mexicano y de todos los pueblos para determinar libremente sus opciones políticas".


 

domingo, 27 de noviembre de 2016

ASESINATO DE JOSE CANELA POR LOS PISTOLEROS DE LA PATRONAL


 Asesinato de José Canela por los pistoleros de la patronal

 El 27 de noviembre de 1920 es asesinado en el bar El Ciclista, de la plaza Bonsuccés de Barcelona (Cataluña), por un pelotón de pistoleros del Sindicato Libre - formado, según Inocencio Feced, por Ramón Salas, José Cinca y los hermanos Alvarado -, dirigido por el gobernador civil Severiano Martínez Anido, el militante anarcosindicalista José Canela Recasens - también citado Caneda. Era ya tarde y se habían apagado las farolas públicas. El sereno hacía la ronda cuando unos desconocidos lo arrastraron a un portal ordenándole, bajo la amenaza de las pistolas, que callara y no se moviera. Luego se acercaron al bar. Canela sentaba en una mesa cerca de la puerta, siempre abierta. Los asesinos dispararon desde la calle.

 Los disparos resonaron en el local sobresaltado los clientes. Canela se puso de pie de un salto y se escondió detrás del mostrador, pero tocado por tres balas, cayó en tierra. Arrastrándose, intentó refugiarse en la trastienda, donde vivían los dueños y donde estaría a salvo. Pero las fuerzas le fallaron y se quedó tendido, desangrándose. Los agresores huyeron a toda prisa, ya que los disparos atrajeron la guardia del cuartel que había en la misma plaza. Canela había sido deportado en Tenerife durante el período que siguió a las torturas de Montjuïc y en 1916 estuvo encerrado en la cárcel Modelo de Barcelona, ​​desde donde colaboraba en Solidaridad Obrera con artículos anticarceraris. Fue por lo pronto secretario del Sindicato de Hostelería de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) de Barcelona y después del Sindicato de Metalurgia, cargo que ocupaba cuando fue asesinado. Asistió al Congreso del Teatro de la Comedia (Madrid, 1919) como delegado, donde firmó la declaración de principios que establecía el comunismo libertario como meta.

Participó en un mitin en Manresa en noviembre de 1920 en representación del Comité Regional de Cataluña de la CNT. Era asesor de Salvador Seguí y era miembro del sector de los sindicalistas «templados y realistas» (Salvador Seguí, Evelin Boal, Salvador Quemades, Josep Viadiu, Joan Peiró, Andreu Nin, entre otros).

sábado, 26 de noviembre de 2016

LA IGLESIA


LA IGLESIA

 
¡Pueblo detente!  No entres a la Iglesia

Donde moran el lujo y la riqueza

Donde vive borracho de grandeza

Un hombre que predica la humildad

 
¡Pueblo detente!  Porque allí se incuba

Bajo el calor de una moral insana

Entre el ancho nidal de la sotana

¡El vicio, la mentira y la maldad!

 

¡Pueblo detente!  No entres a la Iglesia

Infecto lodazal en donde el cura

Remueve la inmundicia más impura

Salpicando con ella en derredor

 

¡Ay!  A veces las cándidas conciencias

Suele manchar cual virus venenoso

El horrendo contacto contagioso

Del que llaman ministro del Señor

 

¡Aléjate de allí!  Pueblo, si quieres

Que no mueran tan grandes rebeldías

Que allí intentan vencer tus energías

Con el aruna traidora de la fe.

La fe; ¿sabes lo que es?  Es la ignorancia

Que infunden los frailes sin sonrojos

Negra venda que cae sobre los ojos

Del creyente infeliz que nada ve.

Yo quisiera morir, ¡Oh, pueblo mío!

Antes que verte manso y reducido

Y cual débil rebaño conducido, al que han dado a llamar templo de Dios

Cuando es solo altar de las mentiras

Antro horrible de pútridas pasiones

Que enardecen los viles corazones

En esos que fingen ir al cielo en pos

 

La Iglesia es la serpiente oscura, bicho inmundo

Gigantesco reptil que da la vuelta al mundo.

 

GUERRA JUNQUEIRO

ENRIQUE LISTER: EL ASESINO DE ANARQUISTAS

Lister en el centro de la foto

ENRIQUE LISTER:  EL ASESINO DE ANARQUISTAS

Enrique Líster (Ameneiro, 1907 - Madrid, 1994) Político y militar español. Es conocido dentro de la historia del anarquismo, por traicionar a las tropas libertarias durante los años de la revolución española.

Siguió los cursos militares de la célebre Academia Militar de Frunze en la URSS (1932-1935). Al estallar la Guerra Civil Española, en 1936, formó parte del ejército popular, participando en la defensa de Madrid como comandante del V Regimiento. Estuvo al mando de la división que llevó su nombre y del V Cuerpo del Ejército.

Terminada la guerra se exilió a Moscú, ingresó nuevamente en la Academia Militar Frunze y obtuvo el grado de general del Ejército Soviético. Con este grado, y con los de general de los Ejércitos polaco y yugoslavo, intervino contra los alemanes en la Segunda Guerra Mundial. Se nacionalizó ruso, con el nombre de Vissiaranovich Lisevski, y fue enviado a Francia. En este país vivió desde 1945 a 1951; en ese tiempo se ocupó de reagrupar a los ex-combatientes de la Guerra Civil Española que residían en Francia, primeramente bajo la denominación popular de guerrilleros y después, con carácter ya militar, con la de Fuerzas Armadas Republicanas españolas; participó en la organización del maquis contra España. Durante su estancia en Francia fue detenido dos veces, en 1948 y en 1949. De aquí pasó a Checoslovaquia, donde vivió hasta 1956.

Líster con su brigada sonriente y con las manos manchadas por su vileza

En 1970 rompió con Santiago Carrillo, que tenía el apoyo de la mayoría en el Comité Ejecutivo del PCE, del que Líster es expulsado; se consumaba así la escisión, iniciada con la invasión de Praga por las tropas soviéticas. Líster fundó entonces el Partido Comunista Obrero Español (PCOE). En abril de 1976, Líster anunció la fusión del PCOE con la oposición de izquierda del PCE (OPI). El 4 de agosto de 1976, después de publicarse el decreto-ley sobre amnistía, Líster solicitó el pasaporte en el Consulado español en París y en septiembre de 1977, presentó en dicho consulado la petición de permiso para instalarse en España.

En 1977 publicó el libro Memorias de un luchador, que levantó una gran polémica, ya que una parte del mismo es una dura crítica a la actuación de Santiago Carrillo durante la Guerra Civil Española. Un año después publicó en España su libro Basta, que cinco años antes había circulado, pero de forma clandestina. Esta obra la escribió tras prohibírsele intervenir, en agosto de 1970, en una reunión del Comité Central del PCE, celebrada en París. En abril de 1986, el PCOE decidió en su Congreso la disolución de la organización y su integración en el Partido Comunista de España. Enrique Líster fue miembro de dicho Comité Central con voz, pero sin voto. En 1988, fue reelegido, en el XII Congreso del PCE, miembro del Comité Central de dicho partido. 6 años despúes fallecio.

Líster y el anarquismo

Líster, como buen estalinista, fue ferreo defensor de acabar con el anarquismo durante la guerra civil española. Uno de los episodios más tragicos fue el fusilamiento de anarquistas y trotkistas de Castilla, cuando estos instauraron colectividades (cosa que habia prohibido el comite comunista).

“Hubo que crear un Tribunal en Mora de Toledo y tomar algunas medidas muy serias. Luego me acusaron de que si yo había fusilado y tal y cual; y yo he respondido que sí, que yo he fusilado, y que estoy dispuesto a hacerlo cuantas veces haga falta. Porque yo no hago la guerra para proteger a los bandidos ni para explotar a los campesinos; yo hago la guerra para que el pueblo tenga la libertad”: Líster

Además de esto, Líster era conocido dentro de los anarquistas españoles como un comunista antianarquista, quien preferia poner en trinchera a los libertarios y en la retaguardia a los republicanos. Durante la batalla del Jarama, en febrero de 1937, A Líster le dieron bajo su mando en su división a una brigada anarquista, una Internacional y otras comunistas. La brigada anarquista venía de la división 14 de Mera y estaba en proceso de reorganización. Pero por presiones mayores la brigada fue cedida para la batalla.

Durante la batalla Líster utilizó a los anarquistas y a los internacionales como auténtica carne de cañón. Un texto de la lista GCE dice:

Comentar aquí, que en los combates del Pingarrón de finales de febrero, se produjo la famosa "masacre" del Batallón Abraham Lincoln, enviados de refresco al frente el 15 de febrero, y que sin experiencia alguna en combate encabezaron el asalto al Pingarrón (tras los británicos de la "British") siendo mandados por Robert Merriman, y perdiendo, entre muertos y heridos a 200 hombres de un total de 450, lo que obligó a fusionarlo con el batallón Washington tras la batalla. Los anarquistas de la XVII, "malos combatientes" y "propensos al rápido repliegue" según informes de la época y sólo válidos para tareas defensivas y de retaguardia, perdieron en 1.100 bajas en el mismo ataque, siendo dirigidos por el comandante Eusebio Sanz.
Si tenéis oportunidad de ver el escenario de la batalla, y las medidas defensivas que tenían los sublevados en dicha cota, os daréis realmente cuenta de lo insensato del asalto, tal y como se llevó, y de la verdadera masacre que allí debió de tener lugar.

Líster finalmente habria de pasar a la historia, cuando invadio Aragón (la comunidad anarquista más importante durante la revolución) con sus tropas estalinistas:

El trabajo real fue hecho por las fuerzas militares bajo la dirección del estalinista Enrique Líster.
Uno de los héroes prefabricados de los estalinistas (CNT publicó su fotografía con el título "Héroe de muchas batallas. Lo sabemos porque el Partido Comunista nos lo ha dicho" -la ironía era el único camino de pasar la censura-), Líster, marchó con sus tropas hasta el fondo de Aragón. Los consejos municipales elegidos directamente por la población fueron disueltos por la fuerza. Las colectividades fueron divididas y sus dirigentes encarcelados. Lo mismo que con los prisioneros del POUM en Cataluña, ni siquiera el gobernador general supo a dónde fueron a parar los miembros del Comité Regional de la CNT arrestados por la banda de Líster. Habían obtenido salvoconductos del gobernador general, pero ni eso les salvó. Joaquín Ascaso, presidente del Consejo de Aragón, fue encarcelado acusado de... ¡robar joyas! La censura del gobierno prohibió a la prensa de la CNT publicar la noticia del encarcelamiento de Ascaso, se negó a revelar el lugar del encarcelamiento y desde su asqueroso punto de vista reaccionario tenían razón. Porque Ascaso era carne y hueso de las masas, como el difunto Durruti lo había sido, y las masas habrían derribado las cárceles con sus propias manos.
Baste decir que la prensa oficial de la CNT -no demasiado ansiosa de levantar a las masas- comparó el asalto a Aragón con el sometimiento de Asturias por López Ochoa en octubre de 1934.
Para justificar la violación de Aragón, la prensa estalinista publicó cuentos fantásticos; Frente Rojo escribía:
"Bajo el régimen del extinguido Consejo de Aragón, ni los ciudadanos, ni la propiedad, podían contar con la mínima garantía... El gobierno encontró en Aragón arsenales gigantescos de armas y miles de bombas, cientos de ametralladoras de último modelo, cañones y tanques reservados allí, no para luchar contra el fascismo en el frente de batalla, sino propiedad privada de los que quieran hacer de Aragón un bastión desde el que luchar contra el gobierno de la república... No hay un campesino que no haya sido obligado a entrar en las colectividades. Los que se resistían sufrieron en su cuerpo y su pequeña propiedad las sanciones del terror. Miles de campesinos han emigrado de la región, prefiriendo dejar el campo a sufrir los viles métodos de tortura del Consejo... El campo fue confiscado, y anillos, medallones, e incluso los cacharros de barro de cocina fueron confiscados. Los animales fueron confiscados, el grano e incluso los alimentos cocinados y el vino para el consumo doméstico... En el Consejo Municipal se instalaron conocidos fascistas y jefes falangistas. Blandiendo carnets sindicales, oficiaban de alcaldes y concejales, de agentes del orden público de Aragón, bandidos de origen ejercían una profesión y un gobierno de bandidaje."

artc dedicado a la memoria de Germinal Noir y Pablo izkierdo(anarquistas)


 

MUERE FIDEL CASTRO A LOS 90 AÑOS


Muere Fidel Castro a los 90 años

Fidel Castro ha muerto. A los 90 años de edad, el líder histórico de la Revolución cubana ha fallecido esta noche en La Habana. Su hermano, el presidente Raúl Castro, lo ha comunicado en un mensaje de televisión.

"Con profundo dolor comparezco para informarle a nuestro pueblo, a los amigos de nuestra América y del mundo que hoy 25 de noviembre del 2016, a las 10.29 horas de la noche falleció el comandante en jefe de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz", ha dicho emocionado el mandatario.

La muerte de Fidel Castro cierra 60 años de historia, desde que desembarcó en Cuba con un grupo de rebeldes provenientes de México en 1956 para impulsar la guerrilla que derrocó a Fulgencio Batista en 1959 hasta hoy, fecha final de la vida de una de las principales figuras del siglo XX.

Castro abandonó el poder hace justo diez años, en 2006, por problemas de salud. Raúl Castro, cinco años menor, tomó el mando entonces provisionalmente y dos años después, en 2008, lo sucedió formalmente como presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros.

Raúl Castro agregó en su mensaje que en las próximas horas se anunciará cómo se realizarán las exequias de Fidel Castro, a quien se vio por última vez el pasado 15 de noviembre, cuando recibió en su residencia al presidente de Vietnam, Tran Dai Quang. La semana pasada estaba previsto que recibiese al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, pero la cita se canceló.


viernes, 25 de noviembre de 2016

GINES CAMARASA GARCIA - PARTICIPO ACTIVAMENTE EN LA HUELGA DE LA CANADIENSE


Ginés Camarasa García   participo activamente en la huelga de la Canadiense

El 23 de noviembre de 1898 nace en Villena (Alicante, Valencia) el anarquista, anarcosindicalista y resistente antifranquista Ginés Camarasa García, conocido también bajo el seudónimo de Felipe Martínez Pérez. Hijo de una familia campesina, fue el mayor de cuatro hermanos. Cuando tenía nueve años comenzó a trabajar de sillero el taller de un tío suyo y con 14 años se afilió a la Agrupación Socialista. En esta agrupación conoció el anarquista Enrique Guardiola, quien lo introducirá en el pensamiento libertario. En 1913 Guardiola hará que la sociedad «La Prosperidad», en la que militaba Camarasa, se decante por el movimiento anarquista. En 1914, disconforme con las condiciones laborales y económicas, abandonó el taller familiar y al año siguiente pasó a otro taller donde se especializó en ebanistería, su trabajo definitiva y de la que se convertirá en un maestro. En 1916 se estableció en Barcelona (Cataluña)-según algunos tras agredir con una maza el propietario de la empresa donde trabajaba por haberlo ofendido-, donde se afilió al Sindicato de la Madera de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) del Poblesec.

 Participó activamente en 1919 en la huelga de «La Canadiense» integrado en un grupo de defensa confederal. En 1920 fue llamado a filas y enviado a Mahón (Menorca, Islas Baleares). En esta isla contactó con numerosos militantes confederales, como Joan Ripoll, los hermanos Pons, Joaquim Fornaguera, Josep Caselles y otros. Ayudó como pudo los compañeros libertarios (Salvador Seguí Rubinat, Francisco Arín Simón, etc.) Que se encontraban desterrados en la isla. En 1923 regresó a Villena y intervino en la creación del Ateneo Racionalista y, al año siguiente, de la sociedad «La Solidaridad», ambos tapaderas de la CNT. Militó con un destacado grupo de compañeros (Enrique Guardiola, José Salinas, los hermanos Ibáñez, Antonio Guillén, Pedro Pujalte, etc.), Con muchos de los cuales formó parte del grupo anarquista "Humanidad Libre". En 1927 asistió a la reunión fundacional de la Federación Anarquista Ibérica (FAI). Presionado por la represión de la dictadura de Primo de Rivera, marchó en Elda (Vinalopó, Valencia), desde donde en 1928 envió dinero a La Revista Blanca para una suscripción pro presos.

En marzo de 1928 fue detenido por apuñalar ligeramente el frente en una disputa José Cañizares, presidente de la Casa del Pueblo de Villena. Luego, en Barcelona, ​​ayudó orgánicamente Manuel Sirvent Romero, miembro destacado de los comités Regional y Nacional de la CNT. Con la proclamación de la II República española volvió a Villena y entre febrero de 1932 y abril de 1934 ocupó la presidencia de la CNT de esta localidad. Cuando el golpe fascista de julio de 1936, participó en su respuesta a las calles barceloneses y en agosto de ese año regresó a Villena, donde se encargó de importantes tareas confederales: presidente de la CNT (1936), presidente de la Comisión de Asistencia Social del Comité de Defensa Antifascista (1937), presidente de la Industria del Mueble Socializada (1937), secretario de la CNT (1938) y concejal del Ayuntamiento de Villena. En octubre de 1938 fue movilizado y enviado a la Sección de Defensa del Subcomité Nacional de la CNT radicada en Valencia. En 1939, con el triunfo franquista, fue cogido en el puerto del Alicante y encerrado en el campo de internamiento de Albatera. Pudo retornar a Villena, donde permaneció escondido hasta octubre de 1939, cuando marchó a Barcelona, ​​donde vivió bajo el nombre de Felipe Martínez Pérez y montó un taller de ebanistería, que con el tiempo se convirtió su confederal.

 Durante los años cuarenta ocupó la secretaría de la CNT de Cataluña en varias ocasiones y en 1947 fue secretario pro tomados durante la gestión de Eduardo José Esteve al frente del Comité Regional de Cataluña de la CNT, cargo que mantuvo hasta 1957. Durante estos años (1941, 1945 y 1947) sufrió diferentes detenciones en las cogidas confederales y estableció contactos con la red de evasiones de Francisco Ponzán Vidal. Durante los difíciles años cincuenta, con José Bueso Blanch y Eduard José Esteve, creó un Comité Nacional provisional de la CNT, que encabezó entre 1958 y febrero de 1960. A finales de 1958 fue detenido, pero fue liberado porque había sido cogido en una razzia de socialistas y las autoridades franquistas desconocían su importancia orgánica. En 1962, a raíz de una importante cogida, se vio obligado a marchar, con José Torremocha Arias, en Valencia y en Madrid, pero, al contrario que Torremocha, no pasó a Francia y se mantuvo escondido un par de años en Villena.

 En 1965 se estableció de nuevo en Barcelona y al año siguiente fue nuevamente detenido. Finalmente acabó enfermo de Parkinson . Siempre se mostró contrario a la Alianza Sindical Obrera (ASO) y la maniobra cincopuntista. De joven estuvo casado con Francisca Chato y, una vez enviudar, formó pareja con Antonia Ugedo Fuentes. Ginés Camarasa García murió el 6 de junio de 1972 en Barcelona (Cataluña).

jueves, 24 de noviembre de 2016

CAPITAN CHIMENO - ANARCOSINDICALISTA DE SILILLOS


Capitán Chimeno – anarcosindicalista de Silillos

 El 18 de septiembre de 1937 muere en Fuenteobejuna (Córdoba , Andalucía , España ) el militante anarcosindicalista Juan José Bernete Aguayo , más conocido como Capitán Chimeno . Había nacido el 23 de noviembre de 1912 en la aldea de Silillos ( Fuente Palmera , Córdoba ) . Hijo de una familia numerosa y humilde , quedó huérfano de madre cuando era muy pequeño y creció en una cabaña en las tierras de Bramadero , propiedad del terrateniente y cacique del pueblo , Martínez Lora . Allí aprendió a montar a caballo ya disparar con escopeta , consiguiendo una puntería prodigiosa . Nunca fue a la escuela , pero aprendió a leer con facilidad . Ayudado por la prensa que caía en sus manos , fue tomando conciencia social y decidió huir de aquella vida . Con un compañero escapó hacia la sierra cordobesa de Hornachuelos , pero se toparon con dos terratenientes que se denunciaron . Partidas de la Guardia Civil salieron a buscarlos y temiendo por su vida se entregó . En 1933 fue juzgado , pero como entonces no tenía aún los 21 años de la mayoría de edad fue enviado al reformatorio de Alcalá de Henares ( Madrid ).

 Con la llegada en masa de presos anarquistas en las cárceles a resultas de los Hechos de Octubre de 1934 , se acercó al pensamiento anarquista , a la vez que comenzó a estudiar teoría política ya escribir ayudado por sus compañeros libertarios encarcelados . Con la llegada del Frente Popular al gobierno de la República fue amnistiado . De nuevo en Silillos , trabajó en el campo y comenzó sus tareas como anarcosindicalista de la Confederación Nacional del Trabajo ( CNT ) . El golpe de Estado del 18 de julio de 1936 la coge en la localidad sevillana de Marinaleda e inmediatamente marchó a su pueblo para organizar la resistencia . Después de organizar los grupos de defensa , creó la famosa « Caballería del Chimeno » , que llegó a tener unos quinientos soldados a caballo y que repelió los primeros ataques de las tropas de la guarnición de Écija ( Sevilla ) sobre la Colonia de Fuente Palmera . Con su caballería cada vez más numerosa , consiguió reducir los números de la Guardia Civil y los caciques de Fuente Palmera que se habían atrincherado en el cuartel de Fuente Palmera , los encarceló , pero no permitió que se ejerciera ningún tipo de violencia contra ellos .

 Después amplió su línea de acción , intentando liberar pueblos como Almodóvar , Guadalcázar , Peñaflor y otros , con distinta suerte . Estableció su cuartel general en las tierras donde creció , entre Silillos y Palma del Río . A finales de agosto de 1936 las fuerzas rebeldes llegadas de Sevilla tomaron La Colonia y la « Caballería del Chimeno » y otras gentes temerosas de la represión tuvieron que huir hacia la zona republicana para salvar la vida . Al llegar a tierras leales , los cientos de personas que acompañaban a la « Caballería del Chimeno » dispersaron por diferentes lugares ( Pozoblanco , Villanueva de Córdoba , Ciudad Real ) . Chimeno , con sus hermanos Antonio y Francisco , y sus tropas marcharon hacia el Cerro Muriano . Cuando la lucha de guerrillas fue insuficiente , ingresaron en las filas del Ejército Popular y el 31 de diciembre de 1936 fue nombrado capitán de la 73 Brigada Mixta , encuadrado en el " Batallón Bautista Garcés » de tendencia comunista - Bautista Garcés fue un diputado comunista cordobés asesinado por los fascistas . El 18 de septiembre de 1937 el Capitán Chimeno fue conminado a tomar el Cerro Mulva ( Funteobejuna , Córdoba , Andalucía , España ) y con su compañero Francisco Atalaya marchó hacia la posición parapetados cada uno con un tanque a pocos metros de los nidos de ametralladoras de la enemigo , el tanque que protegía Chimeno se hizo a un lado de repente dejándolo al descubierto , resultado abatido y muerto . Atalaya intentó recuperar el cuerpo , pero también fue abatido .

 La compañía del Chimeno atacó sufriendo varias bajas para recuperar el cuerpo de su capitán para que no fuera profanado - el general fascista Queipo de Llano había puesto precio a su cabeza . Todo el mundo habló de traición . Su entierro en Villanueva de Córdoba fue multitudinario y el general Pérez Salas le nombró comandante a título póstumo . Dejó viuda y una hija que nacería tres meses después. El Capitán Chimeno se convirtió en una figura mítica entre las clases campesinas andaluzas . El 23 de junio de 1984 del Ayuntamiento de Fuente Palmera inauguró en Silillos el parque público « Chimeno » en su memoria. El 12 de abril de 2007 se estrenó en el Salón de Usos Múltiples de Fuente Palmera la película Capitán Chimeno . Héroe del Sur , realizada por María José Bernete Navarro , historiadora y sobrina de Chimeno .